Cristianisme i JustíciaEn esta entrevista Florencia González Brizuela presenta el Papel CJ número 250, «Luchas antirracistas. La continuidad de una larga memoria».

El racismo es algo más profundo que una serie de prejuicios y estereotipos propios de algunas personas intolerantes o retrógradas. Es decir, no se trata de una cuestión individual que produce discriminaciones, sino de un sistema que jerarquiza a las personas y a los pueblos, que pone en duda la humanidad de aquellas personas o formas de hacer que están más alejadas del sujeto moderno por excelencia (varón, blanco, heterosexual, propietario). Más allá de entender al racismo bajo una perspectiva individual y/o moral, como un problema de personas intolerantes, lo entendemos como parte de un sistema político, económico, cultural, social que surge del propio modelo civilizatorio en el que vivimos.

¿TE GUSTA LO QUE HAS LEÍDO?
Para continuar haciendo posible nuestra labor de reflexión, necesitamos tu apoyo.
Con tan solo 1,5 € al mes haces posible este espacio.
Artículo anteriorGuillermo Casasnovas: «Mercancías ficticias»
Artículo siguiente«Las personas siguen preguntándose por el sentido último de la vida»

4 Comentarios

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario!
Please enter your name here