Cristianisme i JustíciaA finales del pasado mes de enero publicamos un cuaderno del jesuita, Doctor en Teología y miembro del equipo de CJ, Víctor Codina, en el que éste analiza la herencia del Concilio Vaticano II en su 50 aniversario.

Con motivo de esta publicación tuvimos la oportunidad de charlar con su autor y recoger algunas de sus reflexiones en el siguiente vídeo.

¿TE GUSTA LO QUE HAS LEÍDO?
Para continuar haciendo posible nuestra labor de reflexión, necesitamos tu apoyo.
Con tan solo 1,5 € al mes haces posible este espacio.
Artículo anteriorEntrevista con Julia López: Un análisis crítico de la reforma laboral 2012
Artículo siguienteTeología feminista, otra perspectiva del feminismo y la religión

11 Comentarios

  1. Ademas de lo dicho por Víctor en la síntesis que hace en el video, (no leí el cuadernillo aun) ,agrego dos temas fundamentales del VATCANO II: la Iglesia como PUEBLO DE DIOS en la y la palabra CULTURA en la Gaudium et Spes, cuando habla vez de Civilización,… que luego se recogen en America Latina en la Conferencias de Obispos de Medellín y Puebla y que dan pie a grandes hallazgos y también a fuerte confrontaciones entre la Iglesia conservadora de aquellos Onganías o Videlas, Aramburus y la Iglesia del tercer mundo, de la liberación , de la teología popular y de la cultura con curas teologos como Lucio Gera, Rafael Tello, Orlando Iorio, Jalics, Gustavo Gutiérrez, Boff, entre otros… es que en el concilio vaticano II, en su Gaudium et Spes, aparece o reaparece la categoría de PUEBLO DE DIOS, el nuevo Pueblo de Dios es la Iglesia de Cristo, Dei Verbum, 9,»hermoso y profundo texto sin desperdicio» y con ello retoma toda la religiosidad popular y la experiencia , tan rica en valores, en su liturgia y a la vez en la Fe del Pueblo que no es ilustrada, intelectualizada, racionalizada sino vivida y experienciada desde la tradición y la vida del pueblo. abzo. grande.

  2. […] En tiempos de Pío XII, cuando en 1950 el papa publicó la encíclica Humani generis contra la llamada Nouvelle théologie, fueron destituidos de sus cátedras algunos teólogos jesuitas de Fourvière-Lyon como Henri de Lubac y Jean Daniélou y algunos teólogos dominicos de Le Saulchoir-París, como Yves Congar y Dominique Chénu. Luego todos ellos fueron nombrados peritos teológicos por Juan XXIII en el Vaticano II. […]

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario!
Please enter your name here