Jugar con fuego. Reflexiones de un cristiano después de la manifestación del 10 de julio

Jugar con fuego. Reflexiones de un cristiano después de la manifestación del 10 de julio

Jaume Botey. Quienes crean que lo ocurrido con la manifestación del sábado 10 de julio en Barcelona es pasajero van equivocados. Fue la manifestación de un corrimiento de suelo profundo, resultado de una irritación colectiva que viene de lejos. No, los catalanes no se volvieron todos locos de un plumazo. No sale un millón y medio de personas a la calle porque sí. Desde que en 2004 el Gobierno de la Generalitat se (más…)