Estas semanas las redes van llenas de admiración por un nuevo programa de inteligencia artificial. Produce sí, admiración y sorpresa, pero también un sentimiento de abismo y temor hacia un futuro que intuimos que no solo nos cambiará nuestra forma de trabajar y nuestras vidas como las últimas revoluciones científicas, sino incluso lo que somos como especie humana. Parece como si estuviésemos en un camino de convergencia del ser humano hacia la máquina en lo que se llama transhumanismo, y de la máquina hacia el ser humano. El nuevo programa perteneciente a la empresa OpenAI, que fue fundada por Elon Musk y un grupo de inversores, representa la realización concreta más avanzada de la “humanización” de una máquina. Musk mismo caracterizó a la Inteligencia Artificial como la mayor amenaza existencial de la humanidad.

Después de probar ChatGPT, vemos cómo los asistentes virtuales Siri de Apple, Alexa de Amazon, o Google Assitant quedan a años luz de esta nueva tecnología. Estos asistentes son capaces de encender o apagar electrodomésticos, poner la música deseada o responder a preguntas simples buscando en su base de datos. Es decir, pueden decirte cuándo fue la Revolución francesa leyendo un artículo que contenga esa información, pero si le preguntas por las causas y consecuencias de esta se quedan mudos. A lo sumo, te ofrecen una lista de artículos para que tú mismo hagas la investigación. ChatGPT, en cambio, es capaz de responder con el número de palabras que se desee, redactando un artículo con introducción y conclusión, con una calidad extraordinaria en su formulación. Se le puede pedir también, una poesía, una carta de amor, o incluso una homilía de Navidad. Al final de este artículo, anexo diversos ejemplos. Por primera vez, Google se ve amenazada.

Las utilidades de esta tecnología son innumerables puesto que es posible hablar con la máquina por escrito como si fuese una persona real. De los asistentes virtuales por escrito pasaremos a los asistentes de voz de millones de empresas hasta el punto de no saber si estamos hablando con una persona real o con una máquina.

Estos asistentes pasarán a la medicina, concretamente a la asistencia primaria, donde el primer diálogo lo tengamos con la máquina. O quizás, sea el médico, que después de la exploración discuta con la máquina el diagnóstico y el mejor tratamiento a seguir.

Pero donde se va a producir una revolución inmediata va a ser en el mundo de la educación. De hecho, estas semanas ya están las universidades advirtiendo a los profesores de la existencia de este programa:

1) Los profesores van a tener que cambiar la metodología de aprendizaje, especialmente respecto a los trabajos en casa. Por el momento, los programas “antiplagio” solo detectan las copias de párrafos enteros de internet pero no pueden detectar textos que sintetizan una base de datos de millones de documentos. Será preciso evitar toda pregunta que suponga solamente hacer un resumen o una síntesis, sin religarlo con la experiencia o vida del alumno. No podrá pedirse, por ejemplo: “Lee La República de Platón y explica sus ideas principales”. La máquina te ofrece la respuesta en 10 segundos, listo para imprimir.

2) No hará falta ya un profesor que dé las asignaturas introductorias o, al menos, esto se valorará muy poco. Si la inteligencia artificial es capaz de ofrecer contenidos “objetivos” e interactuar, ¿para qué va a servir un profesor que simplemente repita cada año una presentación sosa y sin gracia de su asignatura? Hasta ahora, se criticaba al profesor que se limitaba a seguir su libro. Ahora, se rechazará también al que se limite a sintetizar una temática. Es decir, ya no tendrá cabida el que se limite a dar información existente aunque haya pasado días sintetizándola. Porque, ¿qué tanto por ciento de las 200-300 páginas que contiene una tesis de doctorado de humanidades son realmente novedosas? ¿Cuántas de ellas son simplemente una síntesis de información que ya puede ser ofrecido por la inteligencia artificial?

¿Qué va a suceder, pues?

1) Solo van a valorarse a aquellos comunicadores que posean “alma”, que aporten “chispa”, sentido a la vida, emoción… Todo lo que sea una comunicación sintética y objetiva lo va a poder ofrecer la inteligencia artificial. Las sociedades antiguas valoraban la memoria y la acumulación de contenidos, de ahí la primacía y respeto por la gente anciana. En el comercio, se valoraba la capacidad de hacer operaciones matemáticas rápidamente. Con las calculadoras esto dejó de ser necesario y con los discos duros infinitos dejó de valorarse la memorización. Se pedía un paso más, la capacidad sintética y relacional. Ahora esto también va a dejar de tener valor. Ya no interesará gente que sepa “el qué”, “el cómo funciona” o el “por qué causal”, sino que se buscará a gente que aporte sentido a la existencia, vida, alma… Esto dificultará las tesis doctorales en humanidades. Una máquina puede leer fácilmente los centenares de obras de San Agustín y descubrir algo nuevo que esté en las obras…

Por primera vez, las máquinas no van a substituir solamente a los trabajos mecánicos manuales (atornillar, empaquetar, transportar…), sino también a la creación y transmisión “mecánica” de información y contenidos. Si ChatGPT es capaz de crear una poesía o una carta de amor, también será capaz de crear música y ciertos tipos de vídeos. Con este programa será posible engañar al profesor, ya que la gran mayoría de trabajos de los alumnos son “mecánicos”, sin “alma”. Pero solo algunos tendrán sentido en el mercado laboral.

2) Volverá a valorarse lo “natural” puro. Una máquina puede levantar pesos, pero existe el deporte de la halterofilia. Una máquina puede jugar ya mejor al ajedrez que un ser humano, pero no ha desaparecido esta competición. Un disco duro guarda millones de datos, pero hoy están de moda los programas tipo “Saber y ganar” o “El cazador”. Igual que en la alimentación, una minoría de consumidores ya buscan los productos “sin aditivos” o lo 100% orgánico (independientemente de si son realmente más saludables o no), podemos prever una potenciación de este comportamiento hasta el punto de la aparición de nuevas comunidades que solo acepten lo “natural” en todos los niveles. Serán los nuevos “Amish” del s. XXI que se entregarán al nuevo “dios-naturaleza” tanto más cuanto la distinción entre la máquina y el ser humano sea más difusa. La actual redivinización de la naturaleza no es solo consecuencia del cambio climático, sino resultado de la tecnificación de toda la realidad.

3) Será necesario crear un sistema de “verificación” o “compensación ideológica” frente a la información que ya nos vendrá procesada por la inteligencia artificial. ChatGPT se presenta como algo neutro sin ideas políticas, pero es perfectamente posible introducirle un sesgo ideológico en sus respuestas.

A continuación, adjuntamos algunas preguntas y respuestas del programa. Las limitaciones del programa son patentes, pero solo estamos en los comienzos y se producirá un aprendizaje exponencial del sistema a medida que vaya utilizándose. Sin embargo, lo que aparece como evidente en todas las respuestas es que, a pesar de ser correctas, les falta “alma”. Ofrece textos “planos”, que aportan información, pero no emocionan. Ahí estará, pues, la aportación específica e irrenunciable del ser humano. Pero, ¿qué pasará con los que viven mecánicamente sin tener algo original que contar o con tantos que dicen cosas interesantes pero les falta esa chispa que convoca la atención de todos?

***

Ejemplos de conversación con ChatGPT

PREGUNTA: Analiza las ideas principales del pensamiento económico de Keynes a la luz de la crisis financiera del 2008 en un ensayo de aproximadamente 1000 palabras.

RESPUESTA de chatGPT:

El pensamiento económico de Keynes ha supuesto una influencia importante en la economía desde su publicación de la Teoría General de la Ocupación, el Interés y el Dinero en 1936. Sus ideas sobre la macroeconomía ofrecen una perspectiva importante para comprender la crisis financiera mundial del 2008 y los problemas económicos que se han producido desde entonces. Esta crisis financiera, causada por la falta de regulación y la desregulación del mercado, fue el resultado de las ideas macroeconómicas de la década de 1980, basadas en la teoría de los efectos de la oferta de Milton Friedman. Estas ideas neoclásicas se basaban en la idea de que el gobierno no debía intervenir en la economía y que los mercados financieros se auto-regularían. Estas ideas resultaron ser erróneas, ya que el estallido de la burbuja financiera fue el resultado de la falta de regulación y el exceso de riesgo en el sector financiero.

En contraste con esta escuela neoclásica, Keynes propuso un enfoque más moderado para la regulación y la macroeconomía. Señaló que el gobierno debía desempeñar un papel importante en el estímulo de la economía, particularmente durante periodos de desaceleración, para evitar el desempleo estructural. Keynes también apuntó que el gobierno debía regular los mercados financieros para evitar la especulación excesiva y los excesos de riesgo. Estas ideas fueron fundamentales para la recuperación económica desde la década de 1980, cuando los gobiernos comenzaron a adoptar políticas de estímulo fiscal y monetario, como los recortes de impuestos y los programas de estímulo de la demanda.

Sin embargo, estas políticas no fueron suficientes para evitar la crisis financiera del 2008. Aunque los gobiernos habían adoptado una serie de medidas para promover el crecimiento económico, los mercados financieros seguían siendo altamente desregulados. Esta falta de regulación permitió a los bancos tomar excesivos riesgos con el dinero de los inversores y especular con los precios de los activos. Esto resultó en una burbuja financiera que finalmente estalló en el 2008 y que afectó a inversores de todo el mundo.

En la crisis financiera del 2008, las ideas de Keynes tuvieron un papel importante en la recuperación económica. Keynes propuso un enfoque de estímulo fiscal para estimular la economía, así como la regulación de los mercados financieros para evitar la especulación excesiva. Estas ideas fueron fundamentales para el estímulo económico desde la crisis financiera del 2008, con el gobierno de Estados Unidos implementando una serie de recortes de impuestos y programas de estímulo. El gobierno también implementó regulaciones más estrictas para los mercados financieros, incluyendo la Ley Dodd-Frank de 2010, que estableció regulaciones más estrictas para los bancos y otros intermediarios financieros. Estas regulaciones han ayudado a reducir el riesgo en el sector financiero y han permitido a la economía crecer de forma sostenida.

En conclusión, el pensamiento económico de Keynes ha sido una fuerza importante en la economía desde su publicación de la Teoría General de la Ocupación, el Interés y el Dinero en 1936. Sus ideas sobre el estímulo fiscal y la regulación de los mercados financieros han sido fundamentales para la recuperación económica desde la crisis financiera del 2008 y han ayudado a reducir el riesgo en el sector financiero.

 

PREGUNTA: “Hazme un sermón de Navidad de unas 2000 palabras”.

RESPUESTA de ChatGPT:

Queridos hermanos y hermanas en Cristo,

Hoy celebramos el día más importante del año para los cristianos: la Navidad, el día en que nació nuestro Salvador, Jesucristo. Este día es una oportunidad perfecta para recordar el amor de Dios por nosotros, que nos envió a su Hijo para que muriera por nuestros pecados y nos ofreciera la vida eterna.

En la noche en que Jesús nació, los ángeles cantaron gloria a Dios en el cielo y los pastores adoraron al Niño recién nacido. También vinieron los Reyes Magos, que le ofrecieron sus regalos de oro, incienso y mirra. Estos acontecimientos nos muestran la importancia y la magnificencia del nacimiento de Jesús, y nos llaman a reflexionar sobre nuestra propia fe y devoción.

La Biblia nos cuenta que Jesús nació en Belén, en un humilde establo, como lo había profetizado el antiguo profeta Miqueas. Aunque muchos reyes y gobernantes se habían interesado en el nacimiento del Mesías, Dios eligió un lugar pobre y humilde para el nacimiento de su Hijo. Esto nos enseña que Dios se interesa en todas las personas, sin importar su estatus o posición social. Él quiere salvar a todos los que le buscan de todo corazón.

La Navidad es también un tiempo para estar con nuestros seres queridos y compartir con ellos. Es un momento para dar y recibir, y para demostrar nuestro amor y gratitud a los demás. Al igual que los Reyes Magos, debemos buscar maneras de servir y honrar a Jesús en nuestras vidas cotidianas, ofreciéndole nuestros corazones, nuestras vidas y nuestras acciones.

En el relato del nacimiento de Jesús en el evangelio de Lucas, se nos cuenta que María y José fueron a Belén para inscribirse en el censo. Allí, María dio a luz a su hijo y lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en la posada. Esta historia nos habla de la humildad de Jesús, que nació en circunstancias pobres y desfavorecidas. También nos recuerda que Dios se preocupa por aquellos que son marginados y rechazados por la sociedad.

La Navidad es un tiempo de alegría y esperanza. Es un recordatorio de la bondad y el amor de Dios, que nos ha dado a su Hijo

 

PREGUNTA: ¿Cuáles son las ideas principales de La República de Platón?

RESPUESTA de ChatGPT:

Las ideas principales de la República de Platón son:

  1. La teoría de las ideas: Platón sostiene que existen unas formas perfectas e inmutables de las cosas, que son las verdaderas ideas. Estas ideas son las que dan sentido al mundo sensible que percibimos a través de nuestros sentidos.
  2. La teoría de las almas: Platón afirma que cada ser humano tiene una alma inmortal que perdura después de la muerte del cuerpo. Según Platón, esta alma tiene tres partes: el razonamiento, el espíritu y el apetito.
  3. La teoría del gobierno: Platón defiende que el mejor tipo de gobierno es el de una élite filosófica que gobierna en interés de toda la sociedad. Según Platón, esta élite debe estar compuesta por filósofos-reyes que hayan adquirido la sabiduría necesaria para gobernar justamente.
  4. La teoría de la justicia: Platón afirma que una sociedad justa es aquella en la que cada persona cumple con su función social y en la que todos los ciudadanos son iguales ante la ley. Según Platón, una sociedad justa es aquella en la que cada persona cumple con su deber y en la que todos gozan de igualdad de derechos.

PREGUNTA: Hazme una poesía de amor.

RESPUESTA de ChatGPT:

La luz de tus ojos,
brilla más que el sol,
ilumina mi camino,
en este mundo tan frío.

Tu risa, tan dulce,
me llena el corazón,
con tu amor, soy feliz,
nunca me siento solo.

Eres mi roca, mi hogar,
mi refugio en la tempestad,
tu amor me da fuerzas,
para enfrentar cualquier prueba.

Nunca te dejaré,
mi amor por ti siempre crecerá,
eres lo mejor que me ha pasado,
mi vida contigo es un sueño hecho realidad.

Te amo con todo mi corazón,
mi amor por ti nunca morirá.

[Imagen de Alexandra_Koch en Pixabay]

¿TE GUSTA LO QUE HAS LEÍDO?
Para continuar haciendo posible nuestra labor de reflexión, necesitamos tu apoyo.
Con tan solo 1,5 € al mes haces posible este espacio.
Jesuita. Profesor en la Facultad de Teología de Granada (Universidad Loyola) y director de su Cátedra Andaluza para el diálogo de Religiones (CANDIR). Licenciado en filosofía por la UB. Licenciado en Teologia por el Centro Sèvres de París. Doctorado en Estudios Islámicos por el EPHE (Sorbona de París) con una tesis sobre el místico sufí Ibn ´Arabî. Ha realizado largas estancias en la mayoría de países islámicos del Mediterráneo, especialmente en Egipto (3 años). Ha publicado con Cristianisme i Justícia en su colección Cuadernos CJ Fundamentalismo (mayo de 1997), Vidas Itinerantes (diciembre de 2007) e Islam, la media luna… creciente (enero de 2016), así como diversos Papeles CJ como «Coronavirus: una sola humanidad, una común vulnerabilidad» (mayo de 2020) o «Palestina: la reivindicación imposible» (junio de 2021), entre otros.
Artículo anteriorVive
Artículo siguienteLas monedas digitales de los bancos centrales

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario!
Please enter your name here