Retos sociales ante las elecciones: igualdad entre mujeres y hombres

Retos sociales ante las elecciones: igualdad entre mujeres y hombres

Sector Social de la Compañía de JesúsEl denominado “espejismo de la igualdad” (la creencia de que la igualdad formal ante la ley entre hombres y mujeres implica necesariamente una igualdad real de oportunidades en la vida cotidiana) nos impide, en ocasiones, identificar las desigualdades que atraviesan nuestro día a día. Esta desigualdad tiene múltiples expresiones. Algunas de ellas se reflejan en la brecha salarial existente entre hombres y mujeres (las mujeres cobran un 22,9% menos que los hombres), o en las horas dedicadas al trabajo de cuidados (las mujeres dedican de media 2,5 horas más al día que los hombres a la atención a menores, personas mayores o dependientes, tareas domésticas, etc.), según datos del INE. Sin duda, la expresión más grave de esta discriminación es el asesinato de mujeres a manos de sus parejas (en el año 2018, 47 mujeres han sido asesinadas en España por sus parejas[1], 98 mujeres según datos de organizaciones sociales[2]).

Las masivas movilizaciones globales en torno al 8 de marzo de los últimos años interpelan a la ciudadanía y a los gobiernos para impulsar políticas que favorezcan la igualdad real.

Propuestas:

  1. Adoptar como marco político y dar cumplimiento en España al Convenio del Consejo de Europa contra la violencia de género (conocido como Convenio de Estambul). Este instrumento recoge la violencia contra las mujeres como una vulneración de los Derechos Humanos y como una forma de discriminación. Además, incluye medidas de prevención, protección y sanción penal, así como políticas integradas contra la violencia de género.
  2. Disminuir la brecha salarial entre mujeres y hombres y mejorar las condiciones de los sectores laborales más precarizados y feminizados, como es el sector de los cuidados, y en especial, el de las trabajadoras del hogar.
  3. Revisar el currículum educativo desde una perspectiva coeducativa y de igualdad de género, que incorpore los aportes de las mujeres a las distintas disciplinas, que promueva la igualdad entre niñas y niños y que potencie el desarrollo pleno de todas sus capacidades.

Creemos que son necesarias políticas públicas dirigidas a eliminar todo tipo de barreras y desigualdades, tanto visibles como simbólicas, que contribuyan a la construcción de una sociedad más igualitaria, donde el hecho de ser niña o mujer no sea un elemento discriminatorio y donde todas las personas podamos vivir con la misma libertad y dignidad.

***

[1] Ministerio de la Presidencia, relaciones con las cortes e igualdad en http://www.violenciagenero.igualdad.mpr.gob.es/

[2] Cfr. https://feminicidio.net/

Imagen extraída de: Pixabay

Para continuar haciendo posible nuestra labor de reflexión, necesitamos tu apoyo.