J. I. González Faus“Aprended flores de mí, lo que va de ayer a hoy”, poetizaba don Luis de Góngora. Y hoy podemos parodiarle: aprended políticos, que ya vemos lo que va del 15M a Podemos.

Fui de los que, en los días del 15M se patearon la plaza del Cataluña y otras calles barcelonesas, tratando de ver, escuchar, olfatear, conversar… De aquella mezcla de decepción, ilusión, hartura, responsabilidad, juventud, ingenuidad e indignación, salías con la pregunta ilusionada de si podría estar gestándose algo nuevo. Pero me acordaba de una “Carta a los cristianos por el socialismo”, escrita 40 años antes, donde citaba a san Pablo: “llevad a cabo vuestra liberación con temor y temblor”[i].

Más tarde, hacia junio del 2016, escribí una carta a Pablo Iglesias con tonos de advertencia (que no sé si andará metida por algún blog). Hoy soy de los que se preguntan cómo ha podido ser que aquella masa compacta, tan segura de “poder” se haya convertido tan pronto en una arena de impotencias. Cómo aquella ilusión que floreció con 200.000 militantes y cinco millones de votos en unos dos años, se ve otra vez herida.

Los hechos y los días fueron mostrando que eso de “la casta”, por mucha verdad que fuera y por muy bien que sonase, no era debido a la mala “pasta” de los políticos habidos hasta el momento. Es más bien una tentación ínsita en nuestra pasta humana y en la misma actividad pública (política o eclesiástica) de la que ellos no se dieron cuenta hasta acabar cayendo de bruces en ella y perder novedad.

No quiero emitir juicios críticos personales, ni inflamar heridas. Puedo reconocer que mi sensibilidad ha estado siempre más cercana a Errejón que a Pablo Iglesias. Pero sé que aquí pueden faltarme datos para un juicio definitivo. Lo que sí hay que pedir hoy es que no se expliquen las crisis echando las culpas solo a los otros, y que se dé entrada a esa autocrítica tan indispensable en toda actividad humana.

Pero, aun sin señalar a nadie, temo que el vedetismo, y cierta vanidad mesiánica sean los que han disuelto aquella promesa primera. En vez de vanidad mesiánica podría haber hablado de “tejerismo”: la mentalidad de “esto lo arreglo yo”. Tejero a golpe de pistola. Otros a golpe de televisión. Algo hemos ganado, sin duda. Pero insuficiente.

Qué contraste entre esa mentalidad mesiánica (o “tejera”) y el discurso de Tierno Galván cuando nuestras primeras elecciones: “El PSP [la formación de Tierno] no puede prometer nada porque las cosas están muy difíciles, pero se compromete a luchar todo lo que pueda por arreglar algo” (cito de memoria). ¡Qué bonito comprobar que aquel que no se atrevía a prometer nada, fue uno de los mejores alcaldes de nuestra democracia!

En fin, deseo con toda el alma que a ese aborto del 15M se le encuentre alguna incubadora que le salve la vida. Lo deseo por los jóvenes más que por mí. Por eso, me permito advertir que la izquierda solo podrá ser auténtica si se nutre de una espiritualidad muy seria y profunda. A las derechas ya les basta su manipulación de la religión en provecho propio (como acusó Marx, mostró luego con textos el cardenal De Lubac y hoy ha puesto en práctica Bolsonaro). Pero la izquierda necesita más.

No quiero decir con esto que la izquierda haya de ser cristiana: no estoy queriendo hacer apologética. Hablo solo de espiritualidad seria. Porque temas como la igualdad, la fraternidad, la acogida, el respeto…, son demasiado espirituales (y demasiado odiados) como para que creamos que podremos conseguirlos mejorando el PIB. Pues este sistema inicuo solo sabe hacer crecer el PIB, haciendo que crezca también el PID (Porcentaje Interior de Desigualdad).

En fin, ojalá de esta decepción de hoy brote una lección aprendida para el mañana, y no un nuevo desengaño histórico. Así sea.

***

[i] Recogida después  en La teología de cada día, págs. 358-372.

Imagen extraída de: El Plural

Para continuar haciendo posible nuestra labor de reflexión, necesitamos tu apoyo.
Jesuita. Miembro del Área Teológica de Cristianisme i Justícia. Entre sus obras, cabe mencionar La Humanidad nueva. Ensayo de cristología (1975), Acceso a Jesús (1979), Proyecto de hermano. Visión creyente del hombre (1989) o Vicarios de Cristo: los pobres en la teología y espiritualidad cristianas (2004). Sus últimos libros son El rostro humano de Dios,  Otro mundo es posible… desde Jesús y El amor en tiempos de cólera… económica. Escribe habitualmente en el diario La Vanguardia. Autor de numerosos cuadernos de Cristianisme i Justícia.
Artículo anteriorMorir en manos de Dios
Artículo siguienteEducación de la fe en tiempos de crisis

7 Comentarios

  1. Sucede que el comunismo nunca ha tenido espiritualidad ni respeto por el ser humano.
    Sucede que a lo mas que aspiran es a perpetuarse en el poder a costa de los más pobres.
    Mire a cualquier experimento comunista o bolivariano o castrista o como quiera llamarlo…
    El movimiento es el contrario, convertir los corazones para cambiar el mundo.
    Necesitamos que los politicos, empresarios, familias, sindicalistas recuperen el corazón de carne y que cada cual, desde el respeto y la libertad, haga todo lo posible.
    Necesitamos denunciar que todo atajo lleva al desastre… ya sea Trump, Bolsonaro o comunistas podemitas.

  2. SI el senor Gonzalez Faus lo considera oportuno, podria publicar la carta que le ha escrito al senor Iglesias! Mas interesante pudiera ser si ha tenido respuesta y en su caso el contenido de la misma.Gracias

  3. Gracias: J.I.González Faus. Meditar es saludable y con maestros como tu, siempre podremos profundizar en el conocimiento de la VERDAD. Sigue ayudándonos. Nos ayudas mucho, a penetrar en la verdadera espiritualidad del COMUNISMO, acercándonos a JESÚS Primer Comunista, para sentir y gustar su esencia como Camino, Verdad y Vida construyendo-nos hasta llegar a ser verdaderas personas.Siento que no es fácil construir ayudándonos hasta llegar a ser PERSONAS. NUESTRO MAESTRO, EL CRISTO, JESÚS HUMANIDAD DE EL QUE ES Y LLAMAMOS DIOS, DE ÉL NOS HA LLEGADO MUCHO A CERCA DE SU NACIMIENTO,VIDA, CONDENA A MUERTE Y RESURRECCIÓN. Tras ÉL, todo un movimiento que no para de crecer en las más diversas formas y maneras. Entre otras, Cristianos, Seguidores del camino, JESUITAS, …y hasta la Religión de los Fariseos hasta hoy sigue pretendiendo apropiarse de su nombre y BUENA NOTICIA pero sabemos que EL VIVIENTE VA ENTRE NOSOTROS de mil formas y maneras hasta su manifestación plena al final de los tiempos. Hoy, miríadas de seguidores somos testigos y seguimos su rastro testificando y dando fe. Un nuevo PROFETA traído de lejos ha sido puesto en la Cátedra de Pedro, certificando como lo hiciera un día JUAN BAUTISTA… escuchemos el grito y la voz suave de los PROFETAS.

  4. Sr. Gonzalez
    1. -Me llama poderosamente la atención la atracción que ejerce sobre usted un partido de extrema izquierda, cuyos líderes son, aunque no lo digan abiertamente, comunistas. Comunistas fueron los regímenes de la Union Soviética y otros países de Europa Oriental sometidos por la fuerza de las armas del Ejército Rojo (recordemos Budapest 1956, Praga 1968,…). Los primeros líderes de la URRSS (Lenin y Stalin) fueron responsable de la muerte de millones de personas, de campos de concentración y la represión de las libertades y derechos de sus ciudadanos. Los mismos nazis aprendieron de los soviéticos.
    2.- Mire usted la causalidad pero resulta que los partidos de extrema izquierda y los «facistas» de la extrema derecha que usted tanto odia, coinciden en prácticamente todo: no respetan el estado de derecho, quieren controlar los medios de comunicación ya que no creen en la libertad de prensa, no creen en la separación de poderes, quieren controlar la educación, no creen en el librecomercio,…
    3.- Los chicos tan simpáticos de Podemos son los que impiden de forma violenta que una persona que no sea «muy de izquierda» de una conferencia en un espacio público como es la universidad.
    4.- No hay un solo lugar del planeta donde un régimen comunista haya conseguido mejorar la vida de sus ciudadanos.

    La historia nos dice lo que son y lo que hacen los líderes que se creen «líder supremo», «salvador» o «gran timonel» . Jamás solucionaremos los problemas desde arriba.

    Si los cristianos seguimos e imitamos a Jesús de verdad, a lo mejor conseguimos arrastrar cada vez a más gente. Y esto empieza a cambiar. Cambiemos los corazones. No sirve de nada imponer la solución desde arriba. Jesús jamás impuso nada.

    Un saludo.

  5. Miguel Angel, Hermano. me recuerdas a aquel Nicodemo que fue a ver a Jesús de noche, pasaje que nos relata Juan y yo suelo meditar… » NACER DE NUEVO «… La última frase de tu escrito, tiene el secreto de lo que buscamos: » Si los cristianos seguimos a Jesús de verdad, a lo mejor conseguimos arrastrar cada vez a más gente. Y esto empieza a cambiar. Cambiemos los corazones. No sirve de nada imponer la solución desde arriba. Jesús jamás impuso nada «. Yo diría, en vez de, a lo mejor, -CON SEGURIDAD, VIENDO NUESTRAS OBRAS….De lo que nos enseña la historia deberíamos aprender. Todo pasa, el ejemplo de JESÚS, CAMINO, VERDAD,VIDA, PERMANECE. Los desatinos de la historia con sus aberraciones políticas y no olvidemos también RELIGIOSAS, nos siguen conduciendo al infierno que conocemos y vivimos. Estemos atentos a los signos de los tiempos… y escuchemos sintamos y gustemos la presencia del VIVIENTE QUE PERMANECE CON NOSOTROS HASTA EL FIN DE LOS TIEMPOS. Junto a María, la Mujer Madre de DIOS, roguemos que nos ponga con el HIJO QUE SE HIZO CARNE EN SUS ENTRAÑAS.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario!
Please enter your name here