No podrán detener la primavera (I) #2014aExamen

No podrán detener la primavera (I) #2014aExamen

entreParéntesis/Cristianisme i JustíciaAl cerrar este año 2014, ofrecemos unas breves reflexiones que ayuden a comprender, con algo de mesura y profundidad, los acontecimientos vividos en estos meses. Siguiendo las cuatro estaciones del año, abordaremos cuestiones eclesiales, económicas, políticas e internacionales, incluyendo ciertos claroscuros y matices.

Aquí tenéis la primera parte de dicha Declaración de Fin de Año que iremos publicando en el blog a lo largo de esta semana y la que viene.

Primavera eclesial

La elección del papa Francisco ha supuesto para la Iglesia católica la irrupción de un nuevo estilo, de un renovado impulso y de unos subrayados distintos, abriendo una etapa esperanzada y alentadora. Así ha sido percibido, de manera bastante general, en el seno de la Iglesia católica, de otras confesiones religiosas y de la sociedad civil en su conjunto. Su documento programático, publicado a finales de 2013, y titulado de manera significativa «La alegría del Evangelio» (Evangelii Gaudium) insiste una y otra vez en que la Iglesia debe salir al encuentro de otros, para proponer sin imponer la Buena Noticia.

El Sínodo de Obispos, que ha celebrado su Asamblea Extraordinaria sobre la familia en el mes de octubre de 2014, ha visibilizado también el nuevo momento que vivimos, al menos en tres aspectos. En cuanto al contenido, se ha subrayado la importancia de la misericordia frente al rigor de la ley. En cuanto al método, se ha potenciado el diálogo abierto, la deliberación franca y el discernimiento a la escucha del Espíritu. En cuanto a la repercusión pública, el Sínodo ha suscitado amplio interés y grandes expectativas, tanto dentro como fuera de la Iglesia.

También la Iglesia española se abre a momentos de cambio. Aunque la Iglesia es todo el Pueblo de Dios, nos fijaremos sobre todo en la jerarquía local. La elección de Ricardo Blázquez como presidente de la Conferencia Episcopal Española y el nombramiento de Carlos Osoro como nuevo arzobispo de Madrid abren sin duda una nueva etapa, que esperamos siga la línea marcada por el papa Francisco. También en esta clave hay que aguardar el inminente nombramiento del nuevo arzobispo de Barcelona, así como la más ajustada valoración del papel de la vida consagrada en la Iglesia.

En esta primavera eclesial hay también que reconocer algunas nubes negras. Sobre todo, las resistencias expresadas por algunos sectores de la Iglesia durante el Sínodo y que han impedido dar a la acogida y acompañamiento de nuevas situaciones familiares una carta de normalidad dentro de la Iglesia. Estas resistencias se han extendido también a otras temáticas y suponen un paso más respecto a lo que en los meses anteriores era simplemente una agazapada oposición silenciosa al papa Francisco.

la-primavera-del-papa-francisco

Image extraída de: Periodista Digital

Para continuar haciendo posible nuestra labor de reflexión, necesitamos tu apoyo.