Reflexiones sobre "espiritualidad de trabajo" en tiempos de precariedad

Reflexiones sobre “espiritualidad de trabajo” en tiempos de precariedad

Darío MolláMe parece que puede ser muy útil clarificar de entrada cuál ha sido mi punto de partida vital y metodológico al elaborar estas reflexiones sobre espiritualidad del trabajo en tiempo de precariedad. Explicitará aquello que pretendo y clarificará la ausencia de elementos que se pueden echar en falta.

Me he situado claramente en diálogo, frente a frente, con una de esas personas que sufren en nuestra sociedad las consecuencias personales y familiares de la falta de trabajo o de un trabajo precario. He intentado escuchar su situación, sus razonamientos, sus dificultades. Y me he preguntado ¿qué es lo que le puedo decir desde el evangelio de Jesús para ayudarle en esa situación a menudo tan dolorosa?

«Para ayudarle», he dicho. No he pretendido instruirle, formarle, darle elementos doctrinales, sino ofrecer unas consideraciones breves, claras, concretas y unas pautas de acción que puedan ayudarle y fortalecerle en su lucha cotidiana, que le ayuden a no desmoronarse, a no tirar la toalla, a vivir con la máxima dignidad su difícil situación.

¿Significa eso que no he tenido en cuenta elementos doctrinales, de la teología del trabajo, de la Doctrina Social de la Iglesia, de la moral social y/o económica? En absoluto. Esos elementos han sido mi punto de partida, el trasfondo de mis afirmaciones, su fundamento. Pero no he pretendido tanto el desarrollo o la explicitación de los mismos, sino extraer de ellos unas propuestas de vida y de acción, traducirlas a propuestas concretas para una situación concreta.

No he pretendido tampoco hacer un estudio sistemático de teología espiritual sobre el trabajo, ni menos aún de historia o recopilación de elementos dispersos sobre espiritualidad del trabajo. He buscado dar claves de actuación y de acompañamiento a quienes padecen cualquiera de las formas de trabajo precario o incluso carecen del mismo. Sigo aquello de Jon Sobrino de entender por espiritualidad «la capacidad de todo ser humano de reaccionar ante la realidad con ultimidad». Y he pretendido ofrecer razonamientos y propuestas para ese reaccionar.

[Para continuar leyendo este cuaderno de la Colección Virtual, haz click aquí]

***

Hoy celebramos además la Jornada Mundial por el Trabajo Decente y por ello, nos sumamos al comunicado que la HOAC y las JOC han presentado con motivo de esta jornada y que podéis leer en el siguiente enlace:

Jornada Mundial por el Trabajo Decente: el mundo del trabajo necesita la alegría del Evangelio

precariedad-e1401454481540

Imagen extraída de: Tercera Información

Para continuar haciendo posible nuestra labor de reflexión, necesitamos tu apoyo.