Luis López TapiaLa hermosa ciudad de Venecia fue testigo durante la tercera semana del mes de agosto de este año del de la 5ª edición del seminario Faith & Politics organizado por la Compañía de Jesús a través del trabajo conjunto de varios centros fe-cultura europeos de la Compañía de Jesús de origen casi tan variado como el de los participantes en el evento: Aggiornamenti Sociali (Milan), Akademia Ignatianum (Cracovia), Centre Avec (Bruselas), CERAS (Paris), Cristianisme i Justicia (Barcelona), Centro Pignateli (Zaragoza), Jesuit Centre for Faith and Justice (Dublin), Jesuit European Social Centre (Bruselas), Heythrop College (Londres), Instituto Arrupe (Palermo) y Lasalle Haus (Zurich).

La paz veraniega de este rincón del Adriático acogió a jóvenes con inquietudes políticas provenientes de todos los rincones de Europa. A los participantes se les situó en la encrucijada donde Fe y Política se encuentran, donde la creencia personal con la actividad pública comparten espacios comunes, donde, fruto de ese encuentro surgen los retos y los desafíos para aquellos que comprometidos con su credo también quieren estar comprometidos con sus ideas. Este fue, sin duda, el espíritu latente durante todo el evento y el eje entorno al que pivotaron las actividades programadas.

Venecia, el lugar donde la preciosa Basílica de San Marcos se encuentra directamente conectada con el imponente Palacio Ducal símbolo de la otrora poderosa República, nos recuerda que la vida pública y la fe no están necesariamente destinadas a oponerse o a estar simplemente separadas. Es más, la propia ciudad en sí, es toda una alegoría del mensaje de Faith & Politics en el que el cristiano con vocación política está llamado a ser en cierto modo como uno de los miles de pilares que sostienen la monumental belleza de Venecia: cada uno, quizás en ocasiones de modo discreto pero fundamental, se encuentra llamado a vertebrar, a sostener, una sociedad más justa en la que los valores cristianos pueden contribuir positivamente al bien común.

Intenso. Y mucho. Esa es la sensación que los participantes tuvieron al terminar la maratónica semana de Faith & Politics. Intenso no solo por el ritmo frenético de actividades, sino (y sobre todo) por el crecimiento interior que muchos dicen haber experimentado. Y es que los más de 30 jóvenes que este año se dieron cita en Venecia comprendieron perfectamente la profundidad del lema. Y los organizadores también. Brillantes ponencias matutinas sobre los más variados temas en donde Fe y Política se encuentran, precedidas por unos momentos de reflexión de carácter más espiritual. Invitados de lujo como la ex primera ministra de Polonia, Hanna Suchocka, Tony Carroll del Heythrop College de Londres, Rita Visini, asesora de política social para la Administración de la Región del Lazio, o Michaela Costello, asesora en el Parlamento Europeo, sirvieron de inspiración a unos jóvenes sedientos de ejemplos de personas comprometidas con su fe en el mundo de la política.

Una de las grandes metas del seminario fue mostrar a los participantes que es posible que Fe y Política pueden ir de la mano. Sin duda, los temas de algunas de las sesiones son reveladores: la profunda ponencia de Tobias Karcher SJ, “Catholic social teaching: a method for discernment”, o la  impactante “Jesus and Politics” de Giacomo Costa SJ, no solo no dejaron indiferente a nadie sino que pusieron de relieve el deber del cristiano de no ser indiferente ante cuestiones políticas.

Pero sin duda lo más genuino de este evento ha sido su aspecto bidireccional. Los participantes no fueron meros receptores pasivos de ideas, sino que con su propia experiencia fueron agentes activos durante todo el evento. Los llamados “sharing groups”, unos grupos de número reducido, permitieron a los asistentes compartir con sus compañeros ideas, impresiones y sensaciones a lo largo del día, y a través de esa dinámica, discernir paulatinamente aquello a lo que Dios los llama en ese momento de su vida. Por otro lado los dinámicos turnos de preguntas al final de cada ponencia y la animada participación de los propios ponentes contribuyeron a aumentar esa sensación de implicación activa y de intensidad.

Sin olvidar la interesante dualidad que Faith & Politics propone, los asistentes tuvieron ocasión de adentrarse un poco más no solo en los recovecos de la vida política, sino también de la espiritual. En un entorno inmejorable (la iglesia de los Jesuitas en Venecia) se propuso a los jóvenes participantes ratos de oración, de reflexión y de vida sacramental con vistas a implementar esa dimensión de fe que también fue parte vital del evento.

Además, bien durante el tiempo libre diario, o a los auspicios de la luz de la luna, la actividad se desplazó en varias ocasiones, de la sala de conferencias a la propia Venecia que se transformó  en el escenario donde los participantes tuvieron ocasión de compartir momentos de un modo más informal y, por qué no, de descansar de las apasionantes pero agotadoras jornadas de Faith & Politics.

Cada uno de los tres grandes lemas que presidieron cada grupo de actividades interpelan directamente a los jóvenes que quieren hacer de su fe uno de los pilares de su vida pública. “¿De dónde venimos?” es decir, mira a tu alrededor, ¿cuál es la situación del mundo que te rodea? Y dime, ¿qué quieres cambiar con tu actividad pública? “Discerniendo el Bien Común en la vida pública”, nos ofrece el valor que ha de guiar la actuación de todo cristiano en su actividad política; finalmente “Encontrar a Dios en todas las cosas” no deja sino de recordar a los jóvenes que, en cualquier parte, incluso en la vida pública se puede descubrir a Dios, un Dios que quiere hacerse presente a través del compromiso de jóvenes que no tengan miedo a abrir las puertas a Cristo. Un Dios que quiere hacerlo a través de las manos de esos jóvenes. Y también de las tuyas.

¿TE GUSTA LO QUE HAS LEÍDO?
Para continuar haciendo posible nuestra labor de reflexión, necesitamos tu apoyo.
Con tan solo 1,5 € al mes haces posible este espacio.
Artículo anteriorFronteras, CIEs y… ¡la maldita actualidad!
Artículo siguienteEl falso precio de la energía

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario!
Please enter your name here