Secuestradas y vendidas

Secuestradas y vendidas

Jesús RenauEn las comarcas del norte Nigeria hace pocas semanas el grupo islamista radical Boko Haram llevó a cabo un secuestro masivo de niñas y adolescentes, entre 12 y 17 años. Según fuentes periodísticas el número de chicas oscila entre 223 y 600. Parece que una gran parte de ellas ya han sido vendidas como esclavas al precio de 12 dólares por persona. También se ha informado de que fueron violadas reiteradamente por parte de sus secuestradores.

La primera reacción no sólo es de protesta contra un crimen contra la humanidad, sino también de profunda pena y dolor por estas chicas, estudiantes, que en un tiempo tan fundamental para sus vidas, han sido -y probablemente seguirán siendo- torturadas. Nuestra voz clama justicia; y nuestro corazón, llora.

Mientras las nuevas leyes de España han recortado drásticamente el derecho de la justicia universal contra estos crímenes terribles que desfiguran la humanidad, una vez más estas niñas son víctimas de la falta de protección jurídica, no sólo en su país sino en todos los países del mundo. Ellas y sus familias tienen derechos fundamentales ¡porque son personas!

Fiscales, abogados y jueces… ¿Con qué conciencia pueden leer estas noticias? ¿Cuál es su responsabilidad? ¿No decís muchos de vosotros que hay que romper fronteras en un mundo global…? Y cómo es que las vuestras están atrancadas por unas vallas legales que posiblemente responden más a intereses económicos que a los derechos a los que está obligado a servir?

Señor ministro de justicia, pensamos que debe entender desde su conciencia que debe estar al servicio de todas las personas, sin discriminaciones por nacionalidad o raza. Los gobernantes democráticos sois servidores de la justicia y el derecho y no de otros intereses. Es una cuestión de ética, de moral… Es una cuestión de esa justicia que brota de la fe…

Europa cansada, vaciándose de humanidad universal, aburrida por eternas disputas, estéril, demasiado callada, con una cautela y una prudencia propia de un desgaste permanente y cerrada sobre sí misma… Muchos ciudadanos europeos, ante un hecho como el que comentamos, esperaríamos de todos los tribunales nacionales e internacionales un enfrentamiento jurídico y penal directo contra los criminales que están asesinando en vida a estas niñas…

BnNOQadIcAErAW1

Imagen extraída de: Twitter de Celina Lozano

Para continuar haciendo posible nuestra labor de reflexión, necesitamos tu apoyo.