Oscar Mateos. [Todo es posible] No apto para pragmáticos, ni para frívolos economicistas que todo lo miden en función del humor de la Bolsa, ni mucho menos para aquellos que cualquier cosa que se escape del mainstream es sinónimo de “demagogia”.

Pepe Mujica, el Presidente de Uruguay, ha hablado estos días nuevamente en la Asamblea General de la ONU [24 de septiembre de 2013]. Y lo ha hecho, como en otras ocasiones, con un discurso repleto de sensibilidad, humana y medioambiental, y de mirada profética. Un discurso que debiera ser “sentido común” para todo un planeta que se desangra por dentro y para una humanidad enferma de consumismo.

“Hemos sacrificado los viejos dioses inmateriales y ocupamos el templo con el dios-Mercado. Él nos organiza la economía, la política, los hábitos, la vida, y hasta nos financia cotas y targetas de apariencia de felicidad. Parecería que hemos nacido sólo para consumir, y consumir, y cuando no podemos, cargamos con la frustración, la pobreza y hasta la auto-exclusión”.

Para ver discurso completo:

Más sobre Pepe Mujica: Un presidente llamado Pepe Mujica

Para continuar haciendo posible nuestra labor de reflexión, necesitamos tu apoyo.
Artículo anterior“No podemos poner fronteras a nuestra preocupación”
Artículo siguiente“Un año de exclusión, un año de desobediencia”

1 COMENTARIO

  1. Sinceramente, no me imagino a la Conferencia Episcopal Española en su conjunto haciendo ni una milésima parte de un discurso tan humano y evangélico como el de Mujica… ¿Me señalarán con el dedo acusador condenatorio porque digo que me escandalizan y dudo si algunos de ellos tienen fe…?

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario!
Please enter your name here