Jaume Flaquer¿Qué es lo que lleva a una mujer anarquista, pacifista y anticapitalista a convertirse al catolicismo sin renunciar a esas convicciones? Esa es Dorothy Day (1897-1980), una de las mujeres más importantes del catolicismo norteamericano del siglo XX, y de la que nos habló el jesuita Daniel Izuzquiza en la quinta sesión del curso «Profetas y testigos antes las crisis».

Esta mujer fue la fundadora de un movimiento llamado «Catholic Worker» que consiste en una red de casas de acogida de indigentes y pobres de Estados Unidos. ¡Más de 200! Publican también un diario desde el que hacen denuncia de las injusticias producidas por el capitalismo, y que les permite no quedarse en el asistencialismo. La denuncia del sistema les hace no aceptar nunca subvenciones públicas para su obra social y animan a la desobediencia civil. Fueron muy activos contra la guerra de Vietnam.

Son pues una mezcla de hermanitas de Teresa de Calcuta y de movimientos anarquistas y pacifistas. Interesante combinación que no olvida la mística de la presencia de Cristo en los más marginados de la sociedad.

Dorothy Day provenía de una familia episcopaliana anglicana y vivió de joven en ambientes bohemios de los felices años 20 americanos. Incluso, en 1917 conoció la cárcel por su participación en una manifestación que pedía el voto para la mujer.

Varias crisis orientarán definitivamente su vida. Destacamos una «crisis espiritual» o personal que la llevó a la Iglesia y una crisis social y económica que la llevó hacia la fundación del Catholic Worker.

La crisis espiritual la acercó a la Iglesia católica de EEUU formada, entonces, por las clases sociales más pobres del país: polacos, irlandeses, lituanos… Y ahora más recientemente por latinoamericanos … Dorothy Day llegó a la conclusión de que «la Iglesia es la Iglesia de los pobres». Decía: «ya sabía que yo desembocaría en ella». Viendo que los obreros iban a la Iglesia terminó sintiendo ésta como «su lugar».

A esta crisis personal se sumó una de carácter social y económica: el famoso crack del 29 que hundió la economía estadounidense y que creó en pocos meses millones de pobres y de parados. La conjunción de las dos crisis será fuente de inspiración, porque cuatro años más tarde, en 1933, Dorothy Day cree el Catholic Worker para dar una respuesta eclesial y evangélica a la difícil situación del momento.

Algunos dibujos de las publicaciones del Catholic Worker, se han consagrado como sintetizadores de la mística que los habita: la presencia de Cristo en el pobre teniendo a Mt 25 (“porque tenía hambre y me disteis de comer”) como uno de los principales textos inspiradores. Daniel Izuzquiza nos invitaba en su presentación a contemplar estos dibujos:

– Jesús, en la cruz, abrazando a un trabajador de color y a una mujer indígena.

– Jesús como un pobre entre los pobres.

– La mesa de los centros de acogida es místicamente vivida cono mesa eucarística.

– El Jesús que lava los pies de los discípulos es un trabajador que sirve con su trabajo.

– Foto de Dorothy Day con A.J. Muste (tomada por Tom Cornell) en un proyecto de protesta contra la guerra de Vietnam.

NOTA: En Cristianisme i Justícia, D. Izuzquiza ha publicado Revolución desde abajo, Descenso revolucionario: La política espiritual de Dorothy Day. El link de descarga:

Imagen extraída de: Catholic Herald

¿TE GUSTA LO QUE HAS LEÍDO?
Para continuar haciendo posible nuestra labor de reflexión, necesitamos tu apoyo.
Con tan solo 1,5 € al mes haces posible este espacio.
Jesuita. Profesor de teología y religiones en la Facultad de Teología de Granada (Universidad Loyola). Licenciado en filosofía por la UB. Licenciado en Teología por el Centro Sèvres de París. Doctorado en Estudios Islámicos por el EPHE (Sorbona de París) con una tesis sobre el místico sufí Ibn ´Arabî. Ha publicado con Cristianisme i Justícia Fundamentalismo (cuaderno 77, mayo 1997), Vidas Itinerantes (cuaderno 151, diciembre 2007), e Islam, la media luna…creciente (cuaderno 197, enero 2016).
Artículo anteriorConsideraciones a propósito de las elecciones
Artículo siguienteGrietas en el muro III: El acompañamiento de «Projecte Equinocci» (Proyecto Equinoccio)

15 Comentarios

  1. Dorothy Day, va esser molt valenta al respondre amb compromis, i fer ajuda als germans mes
    necessitats. Va entrendre a Jesús i el va seguir.

  2. Gràcies Josep,

    certament Dorothy Day va saber respondre a la crida de l’Esperit que sentia des del clam dels que patien la crisi econòmica del crack del 29. Unificant compromís, denúncia i mística va ser un exemple.

  3. Crec que per el naixement de la seva filla Tamar Theresa el seu cor es conmou cap el catolicisme. Primer va ser el seu cos, que va acollir un infant , desprès tota ella que es va obrir a la nova vida. I de quina manera!!

  4. Maria José,

    es veu que coneixes bé el personatge! El naixement de Tamar va significar un tombant en la seva vida.

  5. Ara, que sentim a parlar tant de «La societat del benestar»…potser no ens adonem que, procurant un «benestar» el més òptim possible per a nosaltres, estem desvirtuant el que és l’eix del què ens va ensenyar Jesús: la defensa dels pobres, la justícia i la compasió.
    Dorothy Day ens dóna una lliçó magistral. Amb la seva energia, va plantar cara als poders del món i amb bondat i compasió va acollir a tots els marginats que trucaven a la seva porta, sense pensar en cap moment en els costos econòmics, sinó fent-ho de manera simple, només mirant les necessitats dels qui pateixen.
    Avui en necessitem uns quantes de » Dorothy’s Day’s»…
    Rosa Maria Oliu

  6. No conozco a Dorothy en profundidad, así que bajaré el link, porque me parece de lo mas interesante el personaje que describes. Lo que si quiero aplaudir la oportunidad de los dibujos. Son francamente un acierto pues describen con una imagen la realidad de la Encancación en la que creemos. Ahí esta Jesus, el Rey de los Heridos, de los pobres. Feliza Año, Miguel Angel

  7. Gracias Miguel Angel. Es una mujer que pude fácilmente ser una fuente de inspiración (y de interpelación) para todos los que se comprometen en una acción de voluntariado, animando su mística y recordando su factor de denuncia.

  8. «PACIFISTA-ANTICAPITALISTA-CATOLICA» El oximoron con que se la denomina a esta mujer hace increible la adjetivación, ya que la Jerarquía Eclesial vive instalda en el perverso ordo capitalista, intrínsecamente anticristiano. Seria más acertado definirla como «PACIFISTA-ANTICAPITALISTA-CRISTIANA»

  9. Gracias Raúl,
    La adjetivación paradójica estaba buscada al elegir ese título. Substituyéndolo por cristiana desaparecería la «sorpresa». Pero creo que es precisamente eso lo que hace interesante a esta gran mujer, y eso lo que la hace ser modélico. Ella ya era cristiana desde la infancia, y no tenía ninguna necesidad de hacerse católica y sin embargo su experiencia interior le lleva a entrar en ella.

  10. El poder del nuevo ANTICRISTO se impone en Europa, desolándola de nuevo como ya hiciera su paisano Adolf Hitler, esta ángela caida se apellida MERKEL.

  11. La desolación por la política económica europea liderada por merkel la comparto completamente, la imagen de ángela caída me parece ingenioso. La comparación con Hitler, por respeto a las víctimas judías, no la utilizaría yo, a no ser que no se pretenda más que una ocurrencia. un abrazo sincero.

  12. Si acaso he ofendido, esta ofensa involuntaria a sido hecha a la inteligencia de los lectores, la identidad de la ángela caída no precisaba apellido.
    Ratifico el simil establecido entre los pisanos, el führer Hitler y la dominatriz Merkel , responsables, uno del holocausto judio, la otra de la pobreza, desesperación y muerte, que haberlas hailas, de los pueblos sureños de Europa.
    Gracias por tu comentario Jaume.

  13. Muy interesante la vida de ella, ella hizo lo que la virgen María dijo: «Hágase en mi su Palabra y Hagan lo que El les diga».

  14. Ma. Lourdes e.,
    por tu comentario intuyo que has meditado hoy la lectura de Juan 2….
    gracias.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario!
Please enter your name here