José Ignacio González Faus.

Querido Iñaki:

Suelo decir que América Latina me ha pedido algunos sacrificios que resultaron fáciles. El último, que resulta más difícil es no poder estar hoy, cuando tu visita a Cristianismo y Justicia. Desde que te oía en las mañanas dela SER (hará más de una década) y más tarde en CNN plus, deseé poder darte alguna vez un respetuoso apretón de manos. Renunciando a él por ahora, no renuncio a tomar un poco extemporáneamente la palabra para decir dos cosas al público que va  escucharte.

Hay que admirar y agradecer en ti un par de rasgos bien difíciles de conjugar: la pasión ética y la imparcialidad. La primera se te adivinaba ya cuando seleccionabas y resumías artículos de la prensa del día en las noticias matutinas de la SER. Luego te reencontré en las entrevistas de CNN plus y allí agradecí tu modo de tratar a los entrevistados. Aparte del talento para preguntar (que ése debe darse por supuesto “como el valor en el soldado” del dicho popular) me gustó tu respeto al interlocutor: si en algo disentías, intentabas hacer una nueva pregunta, pero nunca “una apostilla” de ésas que se hacen “para que quede clara la verdad”.

No me extrañó que durases poco: fueran las que fuesen las causas más inmediatas de tu despido había una causa última que me gusta formular así: “en este mundo nada hay más peligroso que un buen ejemplo”. Y eso es tan viejo que viene ya desde Jesús de Nazaret a quien yo intento seguir. Por eso me gustó que volvieras a tu pasión ética diciendo que, a pesar del golpe, no te ibas a rendir.

Gracias por ella. Y ojalá CiJ te preste una pequeña plataforma para que puedas seguir sin rendirte.

Imagen extraída de: CláudioCarvalhaes

(Para ver el vídeo del acto de inauguración del curso de Cristianisme i Justícia haz click aquí).

Para continuar haciendo posible nuestra labor de reflexión, necesitamos tu apoyo.
Jesuita. Miembro del Área Teológica de Cristianisme i Justícia. Entre sus obras, cabe mencionar La Humanidad nueva. Ensayo de cristología (1975), Acceso a Jesús (1979), Proyecto de hermano. Visión creyente del hombre (1989) o Vicarios de Cristo: los pobres en la teología y espiritualidad cristianas (2004). Sus últimos libros son El rostro humano de Dios,  Otro mundo es posible… desde Jesús y El amor en tiempos de cólera… económica. Escribe habitualmente en el diario La Vanguardia. Autor de numerosos cuadernos de Cristianisme i Justícia.
Artículo anteriorVaticano II y las otras religiones: el mundo como lugar de encuentro
Artículo siguienteUna mirada global al gobierno de Chávez

2 Comentarios

  1. Mi comentario se hace sobre CIJ y no sobre Iñaki al que desafortunadamente nunca he podido ver,leer o escuchar.
    Creo que es sumamente importante que se les diga a todos ustedes editores,escritores etc lo muchisimo que benefician los aires frescos que por medio de su obra penetran en el cerebro de esta humanidad materialista,egoista y secularizada.GRACIAS a ustedes y a Dios.

    Abdon

  2. Coincido plenamente en el análisis que escribe Ignacio Faus de la personalidad de Iñaki. Iñaki sabe escoger los arboles del bosque, y con su anális los despoja de sus virtudes , defectos y alertas. su visión global es muy buena. No me pierdo cada día, el comentario que hace en la cadena ser por las mañanas ó por internet; como siempre están muy bien, dando luz a lo que otros no vemos. Gracias.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario!
Please enter your name here