J. I. González Faus. Mi querido señor ministro:

Acabo de oír por radio sus declaraciones a propósito de los sucesos en el supermercado de Écija. Reconoce Ud. que hay mucha gente que lo está pasando mal, pero arguye con el clásico axioma moral: el fin no justifica los medios.

Como el ideario de su partido apela a “los principios del humanismo cristiano”, me permito recordarle que según esos principios no hubo en aquella acción ningún uso de medios moralmente ilegítimos (en su legalidad no entro ahora). Los principios del humanismo cristiano proclaman que “en casos de extrema necesidad todas las cosas son comunes” (in extrema necessitate omnia sunt communia). Porque “la distribución y apropiación de las cosas que procede del derecho humano no puede impedir que estas cosas remedien las necesidades de los hombres. Por eso todo lo que uno tiene de más lo debe a los pobres para su sustento. Y si la necesidad de alguien es tan grave y tan urgente que hay que remediarla con lo primero que se tenga a mano…, entonces cualquiera puede remediar su necesidad con los bienes de los demás, tanto si los quita de modo público como secreto; y esta acción no reviste carácter de robo ni de hurto”. Estas palabras no son del alcalde de Marinaleda ni del innombrable Carlos Marx. Son de Santo Tomás de Aquino, uno de los pilares de ese humanismo cristiano al que Uds. dicen seguir. Y puede verlas en la Summa Theologica (2ª 2ªe, cuestión 66,7). A ellas añadirá el cardenal Cayetano, gran comentador de Tomás, que un juez puede distribuir entre los necesitados el dinero sobrante de los ricos. Me pregunto, pues, si no están Uds. en el atolladero de aplicar la ley contra unos principios que dicen regular el ideario de su partido, quedando como embusteros ante la ciudadanía.

Entiendo además que si Ud. esgrime ese principio de que el fin no justifica los medios, se volverá inmediatamente contra toda la política de este gobierno: para un fin de suyo legítimo y necesario como es rebajar nuestra deuda, ha recurrido el gobierno a medios inmorales (temo que quizás también anticonstitucionales) como son privar a mucha gente de derechos constitucionales, de los ingresos mínimos indispensables, abocarlos al hambre, a la desesperación, a la falta de asistencia médica indispensable, a tener que recurrir a unas Caritas ya desbordadas y a quedarse sin vivienda después de un enorme esfuerzo y encima con una deuda impagable para la que ni siquiera vale el principio lógico de la dación por pago. La mayoría de los medios que han aplicado Uds. para saldar la deuda española son inmorales y no se justifican por ese fin tan legítimo. Hace poco habló el presidente del Gobierno de posibles nuevos recortes en esa misma dirección, para reunir 65.000 millones de euros imprescindibles. Su gobierno debe saber que, en España, hay 16 personas que poseen ellas solitas unas fortunas cercanas a los 60.000 millones. Sólo 16 personas entre más de cuarenta millones de españoles. No creo pues que, a la luz del humanismo cristiano, pueda caber duda de cuáles hubieran sido los medios legítimos.

Porque, por otro lado, se repite ahora que todo el dinero que nos va a prestar draconianamente la  UE es “para tapar los agujeros de los Bancos”. Ya habíamos oído mil veces que el problema de nuestra deuda era sobre todo de carácter privado y no público; y ahora lo vemos confirmado al saber dónde van a ir esos primeros 30.000 millones que esperamos recibir el mes que viene. Los Bancos y sus agujeros han sido efectivamente los primeros causantes de nuestro desastre actual (sin negar ahora otros factores exteriores a España). Y lo fueron porque, para un fin de legitimidad muy discutible (como era el enriquecerse más y más) pusieron en juego medios absolutamente ilegítimos, otorgando préstamos que sabían que no podían ser devueltos pero de los que esperaban resarcirse con expropiaciones forzosas mucho más pingües de lo que se expropió en el supermercado de Écija. ¿Sabe Ud. cuántas viviendas inútiles son hoy propiedad de los Bancos? Un ministro del interior debe conocer ese detalle. Como sabrá también que a bastantes gentes ancianas y no muy letradas que tenían en Bankia unos ahorros de seis mil o diez mil euros que constituían toda su fortuna, se las engañó haciéndoles firmar un papel que “iba a ser su solución”, y se les convirtieron los depósitos en acciones, robusteciendo al Banco y debilitándolas a ellas al impedirles disponer de su dinero ahora que lo necesitan. Si Ud. está decidido a no permitir que para fines en sí legítimos se usen medios ilegítimos, no dudo de que, antes que al alcalde de Marinaleda y su grupo, llevará Ud. a los tribunales a una serie de banqueros de cuyo nombre prefiero no acordarme para esperar a que los investigue la justicia. O mejor: déjeme decirle que dudo mucho de que Ud. se atreva a hacer eso que sería tan justo: porque son esos Bancos quienes financian buena parte de sus campañas electorales que, tal como están, son otro medio ilegítimo que no queda justificado por el fin de ganar unas elecciones. Y, por supuesto, esto último no vale sólo para su partido sino también para otros del estado.

Puedo equivocarme como todo ser humano. Pero siempre tuve tenido la impresión de que, en su partido, suelen argumentar apelando a grandes principios universales indiscutibles, pero que no se aplican al caso concreto que se discute. Y que además suelen exigir a los demás lo que no se exigen a Uds. mismos. Debo confesar que las declaraciones suyas que acabo de oír por radio, me confirman una vez más en esa impresión.

Gracias por haberme leído. Quedo de Ud. atentísimo.- José Ignacio González Faus.

¿TE GUSTA LO QUE HAS LEÍDO?
Para continuar haciendo posible nuestra labor de reflexión, necesitamos tu apoyo.
Con tan solo 1,5 € al mes haces posible este espacio.
Jesuita. Miembro del Área Teológica de Cristianisme i Justícia. Entre sus obras, cabe mencionar La Humanidad nueva. Ensayo de cristología (1975), Acceso a Jesús (1979), Proyecto de hermano. Visión creyente del hombre (1989) o Vicarios de Cristo: los pobres en la teología y espiritualidad cristianas (2004). Sus últimos libros son El rostro humano de Dios,  Otro mundo es posible… desde Jesús y El amor en tiempos de cólera… económica. Escribe habitualmente en el diario La Vanguardia. Autor de numerosos cuadernos de Cristianisme i Justícia.
Artículo anteriorSobre Dios y la Iglesia
Artículo siguienteAbróchense los cinturones. 10 asuntos a no perder de vista durante este curso (I)

14 Comentarios

  1. ¿Cómo es el dicho?… «Se puede decir más fuerte, pero no más claro».
    Muchisimas gracias por este comentario, como siempre vas a cara descubierta y lavando la cara a los que pretenden ocultarse bajo máscaras de hipocresía.
    Gracias por manifestarte abiertamente y por ser tan crítico con nuestros políticos, que a ver si empiezan a poner la oreja atenta ante las voces del pueblo, a quien se supone que representan.
    Sigues siendo para mí todo un estímulo, para mantener un espíritu crítico de denuncia. De nuevo… Gracias.

  2. De acuerdo contigo José Ignacio, totalmente, a mí tb me dá la misma impresión que comentas, por lo que tb veo que la están confirmando.
    Gracias por tu carta, ojalá sea leida por muchos, Gracias!!

  3. Como siempre tan ajustado a la justicia. Un abrazo y te esperamos por Montevideo, para seguir andando juntos.

  4. Ignacio Gonzales Faus! leo siempre y guardo, con mucho interés, sus artículos en La Vanguardia, porque son siempre, como éste, fruto de una justa capacidad de análisis y disección del tema tratado.
    Deseo que este artículo tenga la máxima difusión posible, y sobre todo que lo lea el interesado, del cual dudo que de una respuesta por estos medios.
    Me pregunto, aprovechando esta oportunidad, por qué los ministros y altos cargos que son del Opus Dei, practica y aceptan estas políticas para beneficiar al gran capital, desprotegiendo a la mayoria de la población civil, que de momento hemos de sufrir todas estas injusticias y falsedades.

  5. D’acord, d’acord, Segur que tos els que en movem per aquesta verb en més o menys grau compartim el seu comentari, ara be: Jo del que si no estic d’acord és en la forma en que s’ha fet “l’assalt” al supermercat de Éjica, hi han –hi havia- altres formes de denuncia i tots ho sabem, Pensem que aquesta crisi ens afecta a tots. inclús al propietaris d’aquestes supermercats, Quants n’hi han que han tancat per falta de rendibilitat? Quants empresaris ho han perdut tot? I quan dic tot hem refereixo a tots el estalvis de la seva vida invertits en una empresa que la crisi se’ls hi ha engolit. Es clar, es clar, primer cal atendre als afamats però, mentre molts d’aquests empresaris estalviaven al màxim per salva la seva empresa, mols d’aquets afamats que ara assalten supermercats se’n anaven de vacances pagades per aquest empesaries –tot pensant “si l’empresa s’enfonsa que es fotin” a mi no mi va re- Aquets empresaris per a poder pagar-los cada mes, ells no en podien fer de vacances, perquè el números de l’empresa no els hi permetia; s’estalviava, és treballava i no és gastava, era així l’unia forma de salvar l’empresa, però tot i així mols no l’han pogut salva, I ara al fallar les empreses els aturats reclamen “atipar-se” abans de salva l’empresa que els donava el pa de cada dia -potser seria bo copiar dels japonesos en aquestes mateixes situacions (…)- Antec que l’últim responsable de tot aquest desgavell econòmic que vivim a estat i és del nostres representants politics. Fintes ara a estat i és massa fàcil entra a ésser militant d’un partit polític. Si per a esser escollit per a qualsevol treball cal unes “primàries o examen” perquè no ho son per entra a un partit polític? A més a més,, els que han fet mal ús de les lleis en par és perquè estaven mal elaborades,, i de que es la culpa? ¡¡DELS POLITICS!!

  6. La forma de pensar, de interpretar los sucesos, de ver la «realidad» de la mayoría de la sociedad , refleja la ideología dominante. Está claro que la ideología dominante es la ideología de la clase dominante, la burguesía. Esta sociedad refleja en sus medios, creadores de opinión, la ideología dominante , y solo a veces algunas voces discrepántes nos refrescan, este tórrido verano, del opresivo pensamiento único, del pensamiento de la burguesia. Gracias a acciones «simbolicas» como las de Ecija y Arcos de la Frontera, un gobierno insensible se ha planteado subir 50 euros una ayuda para la subsistencia a los verdaderamente necesitados. Ni se lo hubieran planteado , si no hubieran recibido el mensaje alto y claro » ¿CRISIS? NO , CRISIS NO ¡¡¡ ESTAFA!!!

  7. Sr. González Faus: Estamos donde estamos porque sus correligionarios de la izquierda, por su incapacidad, y por esa mentalidad que Vd. apoya, se lo han llevado todo calentito y nos han dejado a casi todos en paro y en la mas absoluta pobreza y miseria, como ya han hecho tantas veces en la historia. Es el truco del almendruco: creamos la miseria para conseguir que la gente salga a la calle y la líe; entonces, nosotros nos ponemos a la cabeza de los revolucionarios, y así comen en nuestra mano, con lo que nos mantendremos para siempre en el poder para poder seguir dándonos la buena vida y viviendo a costa del pueblo (véase Venezuela, Cuba, etc). Me extraña que no haya Vd. hablado de moralidad durante 8 años de desgobierno que nos han llevado a donde estamos. Cuando un millón de euros de nuestros impuestos, que estaban destinados a los desempleados, han sido esnifados en cocaína, y casi mil millones más repartidos entre los amiguetes. Cuando gente como los que ahora se manifiestan, atracan y roban a los demás, han apoyado con sus votos todas estas y muchas más tropelías, y viajan en primera clase a Cuba. Fariseos, hipócritas… que a unos no les pasáis nada y a otros les hacéis honores y reverencias…

  8. Cáritas y otras instituciones llevan decenas de años atendiendo a millones personas en extrema necesidad, y hasta ahora no han necesitado atracar ni robar.

  9. Estimado señor o señora ama: no hay que pasarles nada a unos ni a otros. Hay que denunciar lo que no es cristiano (si es que nosotros lo somos) lo haga quien lo haga. Dé argumentos a la carta, y no se dedique a insultar. Cada uno podemos pensar lo que queramos, por supuesto, pero por favor, ya estamos cansados del «y tú más…»
    Creo, también, que sus críticas son infundadas, ya que el padre González- Faus ha criticado en diversas ocasiones, las actuaciones que no se ajustan al Evangelio, sea quien sea el que las haga.
    Atentamente: Amparo.

  10. Estoy totalmente de acuerdo con la carta y doy mi enhorabuena, pero lamentablemente noticias como esta son al final las que interesa que tengan eco.

    De algún modo estas acciones van a provocar cierta discusión entre nosotros, los pisados. Es justo lo que necesitan.

    Uno porque es católico, el otro porque no cree en nada y el tercero porque el sr. Gordillo simplemente no le cae bien y le parece un tipo feo, asqueroso y comunista. Unos que si la crisis es por zapatero y otros que si aznar, otros que la mano negra de la izquierda y otros que si la de la derecha. A discutir hermanos!!

    Sin embargo de lo que no se habla ni se discute en ningún sitio es de cosas como esta:
    «Torrelodones: un ayuntamiento gobernado por vecinos que logra superávit pese a la crisis»
    No pongo links porque googleando salen muchas noticias

    Gestores apolíticos de Municipios. Así de sencillo. Gente que va a trabajar para realizar bien su trabajo, en el tiempo que necesita y cobrando lo que tiene que cobrar por ello.

    Eliminando de los municipios y gobiernos autonómicos a los políticos y asistentes, erradicando el clientelismo (…los que levantan las aceras 3 veces al año por el triple de lo que vale) y gestionando de forma coherente el capital, esto iría de forma muy diferente.

    Y a partir de que las cosas vayan bien, el que quiera que discuta de banderas o religiones. Pero antes no, por favor, que me duele el corazón de vernos.

    Lamentablemente hay mucho sobre lo que protestar y quejarse, pero como dijo Fabra el de la CV «el pueblo me ha absuelto», al lograr la mayoría.
    Si los millones de euros que vale el aeropuerto de este señor se hubiesen gastado en hidroaviones y en limpiar el boste, probablemente hoy la CV no tendría un aeropuerto inutil y deficitario y sí 50.000 hectáreas de bosque.
    El pueblo elegimos y en cada comunidad regida por cada color tienen una tragedia similar.

    Saludos y ánimo

  11. Como andaluz, tengo mis reservas acerca del acto que menciona usted en un supermercado de Écija. Fue una acción arriesgada, pues quien la promovió no podía prever como reaccionarían las personas implicadas. Además, perdió parte de su fuerza moral cuando el Banco de Alimentos (al que supuestamente iban a «donar» los alimentos) se negó a aceptar mercancía robada. Por si fuera poco, unos días más tarde, unos desaprensivos asaltaron un pequeño comercio de Torreblanca al grito de que «tenían hambre»… En fin, que no se si la marcha de Sánchez Gordillo es lo que necesitamos en estos momentos de sufrimiento. Por otra parte, el ministro del interior no ha dicho nada que no quepa esperar de un ministro…del interior.
    Mi más cordial saludo y mi respeto. Sigo sus artículos desde hace años y creo que me han ayudado a madurar como ciudadano y como creyente. Que Dios le bendiga.

  12. Acciones como esta hacen que por el extranjero se diga que «Spain is different» y den una imagen de España como país sin ley, donde se puede hacer lo que a cada uno le parezca. Es muy grave crear una sensación de inseguridad, ya que el capital que no entiende de nacionalidades se puede marchar a sitios más seguros, dejándonos aún más en la miseria. Entre el correr y el parar esta el andar y el vandalismo difícilmente se puede justificar, lo diga quien lo diga (seamos sensatos).

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario!
Please enter your name here