Tere Iribarren. Hoy día de la mujer trabajadora quiero recordar a aquellas mujeres que reivindicaron en una huelga textil en Lawrence sus derechos. En la pancarta pedían además del pan la rosa,  porque las mujeres desde siempre hemos pedido a la vez el pan y las rosas y no hace falta tener grandes conocimientos literarios, sociales,  ni científicos para darse cuenta,  que nosotras hemos querido dar juntos el pan y las rosas” Ya lo dice Neruda en los versos del gran capitán: quítame el  pan si quieres…no me quites la rosa…”.

Hoy celebramos a estas mujeres y a todas trabajadoras a lo largo de la historia, que no sólo reclamaban sus derechos como trabajadoras, sino que querían a la vez una vida digna y justa, de una justicia que fuera más allá de la justicia del pan que garantizaba la mera supervivencia. Pedían una justicia de las rosas que incluyera también el derecho de toda persona a la dignidad, a la creatividad a ser más que una mujer producto, a ser una mujer compañera, capaz de dar lo mejor que tiene. Hoy la cultura ha  separado el pan de las rosas, el trabajo de la belleza, el producto del reconocimiento, el esfuerzo del amor.

Y trabajar sin reconocimiento disminuye y merma, trabajar sin creatividad atonta y empobrece. Muchas mujeres en el mundo del trabajo comparten su tarea doble, la del hogar y la de la máquina productiva, en pocos campos están reconocidas aunque haya leyes de igualdad.

El reconocimiento es una exigencia de la dignidad, porque quien es reconocido sabe reconocer, sólo así en la educación se fortalece el reconocimiento. Reconocer al otro es  darte alimento y alas, porque es darle el pan que sustenta y la rosa que gratifica.

***

El próximo día 17 de marzo, Lucía Ramón presentará en CiJ su libro «Queremos el pan y las rosas». Os invitamos a la presentación. Para ver invitación, clica aquí!

mujeres_trabajadorashttp://blogs.opinionmalaga.com/eladarve/2005/03/12/pan-y-rosas/
¿TE GUSTA LO QUE HAS LEÍDO?
Para continuar haciendo posible nuestra labor de reflexión, necesitamos tu apoyo.
Con tan solo 1,5 € al mes haces posible este espacio.
Religiosa del Sagrado Corazón. Licenciada en teología. Coordinadora de los cursos y actos de Cristianismo y Justicia. Miembro del patronato de la Fundación Lluís Espinal – Cristianismo y Justicia.
Artículo anteriorLa fiscalitat que volem: últim paper de CiJ
Artículo siguiente14 de març, proper ‘Dilluns dels Drets Humans’: Com cal tractar avui els crims de la guerra civil i del franquisme?

1 COMENTARIO

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario!
Please enter your name here