Caridad en la verdad

Caridad en la verdad

Jesús Renau. Algunas claves para la lectura de la nueva encíclica del Santo Padre. El pasado martes día 7 de Julio a las 11’30 de la mañana se presentó en el Vaticano la nueva encíclica del Santo Padre, titulada “Caritas in Veritate”, un nuevo e importante documento de la doctrina social de la Iglesia. Sugerimos algunas claves para su lectura.

1 .- Contexto. Esta encíclica se ha presentado en plena crisis económica y financiera que afecta a prácticamente todo el mundo, si bien de formas muy diversas según continentes y ámbitos sociales. El mundo iba ya arrastrando graves problemas de hambre, agua, migraciones, violencias y crisis ecológicas. El documento se presentó justo un día antes de la reunión en Italia de los 8 países más industrializados del mundo y Rusia, los G-8. Aunque hace casi dos años que sabíamos que el Santo Padre preparaba, una encíclica social, su publicación se ha retrasado a causa de la variable situación económica del mundo.

2 .- Fundamentación teológica. Como ocurre en los documentos de Benedicto XVI, el escrito está profundamente arraigado en la teología. Las dos palabras iniciales son bastante indicativas: “Caridad en la Verdad”. Responden a la revelación del Dios Amor y de Jesucristo como Logos del Padre. El amor que procede de Dios se conjuga con la verdad, el corazón con la razón. Los dos elementos, corazón y razón, conjugados y armonizados, son imprescindibles para la vida cristiana.

3 .- Referencia a la doctrina social de la Iglesia y en especial a la encíclica de Pablo VI “El progreso de los pueblos”. Continuamente el Santo Padre hace referencia a la “Populorum progressio”, que comenta de formas diversas y aplica a las nuevas situaciones de la humanidad. Es como un nervio transversal de todo el escrito, que revela la clarividencia que tuvo Pablo VI, 40 años después de su escrito. De forma similar ocurre con otros documentos pontificios.

4 .- Luces y sombras de la globalización, el mercado y la empresa. La encíclica trata una gran cantidad de temas, siempre desde el amor y la verdad, y especialmente se expresa y se profundiza en el bien común y la justicia, como valores destacados. Hay muchas denuncias concretas, y también aciertos de progreso, en el tema de la globalización, que es una realidad no sólo económica sino cultural e incluso esperanzadoramente positiva en el marco de la gran familia humana. De forma similar cabe señalar luces y sombras en el mercado -con críticas duras sobre su desorden moral-, y sobre la empresa en todas sus modalidades.

5 .- Temas importantes recalcables. Potenciación de las administraciones públicas y de la sociedad civil, importancia de los sindicatos, moral ecológica y de promoción de la vida, denuncia de la corrupción, transformación de la ONU, migraciones, desempleo, aplicaciones de la justicia conmutativa, distributiva y social en el mundo económico, solidaridad internacional, soledad y des-armonía humanas como fruto de la explotación y del abuso, referencia religiosas en la sociedad, crítica del relativismo o laicismo radical … y un largo etc.

Esta notable Encíclica es más un tratado que una carta. Desde todos los puntos de vista lleva una muy potente reflexión sobre los hechos de nuestro mundo. Es como una gran aplicación de la doctrina social de la Iglesia que mira al ser humano, a la sociedad y a la polis con simpatía, como dice el mismo subtítulo “desarrollo humano integral en la caridad y en la verdad”.

Publicado en “Catalunya Cristiana” el 16 de julio de 2009

Para continuar haciendo posible nuestra labor de reflexión, necesitamos tu apoyo.