Isidre Ferreté. «Curas obreros, 45 años de testimonio 1963-2008», es un libro publicado por la editorial Herder que recoge el testimonio de 28 sacerdotes obreros del estado español, entre los que se encuentran tres jesuitas: R. Pampols, I Ferreté y A. Guerrero, de Aragón. Con prólogo de Pedro Carasa, historiador, y epílogo de Julio Lois.

La presentación en Barcelona tuvo lugar el jueves 7 de mayo, en el salón de actos del Centre Cristianisme i Justícia. Introdujo el acto Isidre Ferreté, sacerdote jesuita obrero. Intervinieron R. Herder, editor, manifestando las motivaciones profundas para editar el libro; Álvaro García Trabanca, fundador de la JOC y la USO en Sabadell, veterano sindicalista y militante cristiano de Torre Romeu (Sabadell) y amigo de muchos sacerdotes obreros; Pepe Rodado, obrero, convertido cura a través de la ESMO (régimen de estudios especial para obreros que querían ser sacerdotes), miembro del colectivo de Curas Obreros, y actual Delegado de Pastoral Obrera de la diócesis de Barcelona; Jaume Botey, que presentó la espiritualidad de los curas obreros reflejada en los documentos de los encuentros anuales del colectivo de «Capellans Obrers dels Països Catalans» a lo largo de más de 28 años, y José I. González Faus, que presentó el impacto teológico y eclesiológico de la existencia de los curas obreros como vivencia radical del misterio de la Encarnación y como imagen de un estilo de Ministerio presbiteral no clerical.

Este libro se añade a la larga bibliografía sobre los curas obreros donde podemos encontrar el histórico «Mis cinco años de obispo obrero», de Monseñor Ancel (Estela, 1963), «Curas obreros. Entre la iglesia y el Reino «, cuaderno n º 17 de CIJ (1987), y últimamente “Los curas obreros en España”, de Julio Pérez Pinillos (Nueva Utopía, 2004), “Los curas obreros, su compromiso y su espíritu», de Esteban Tabares (Nueva Utopía, 2005), y «De la misa al tajo» Xavier Corrales (Universidad de Valencia 2008).

¿TE GUSTA LO QUE HAS LEÍDO?
Para continuar haciendo posible nuestra labor de reflexión, necesitamos tu apoyo.
Con tan solo 1,5 € al mes haces posible este espacio.
Artículo anteriorEl presidente de la Generalitat entra en una mezquita de Barcelona
Artículo siguienteQuizá sí que sea más que un sueño

1 COMENTARIO

  1. es importante no olvidar que los sacerdotes obreros hoy mas que nunca son necesarios y su propuesta sigue siendo válida, pero también, debe contextualizarse al mundo de hoy desde varios aspectos, mas que el mundo de las fabricas de los dos últimos siglos, hoy el sacerdote obrero debe serlo además desde el mundo de las maquilas, la educación, la tecnica y la tecnología, los proyectos y procesos que enmarcan amplios campos, los centros comerciales y el comercio, los almacenes, en fin, todo aquello que ha transformado las maneras de trabajo y explotación del pueblo que ya no es un proletariado enrutado en la fabrica, pero es un proletariado prestador de servicios, pero también, el sacerdocio obrero hoy debe estar enmarcado en un sentido ecumenico, debe hablarse, para que la cifra no se vea tan baja como una propuesta a las otras iglesias católicas que tienen la tradicion catótlica, la sucesión apostolica o como se le quiera denominar, pero que tiene también sacerdotes que no viven del altar, tienen grupos de sacerdotes obreros que luchan, perviven y buscan incesantemente un mundo más justo al lado de su comunidad, sufriendo aún la persecución dela iglesia católica Institucional al ver cuestionado su status quo, pero dicho sacerdocio debe abrirse ecumenicamente también, para no olvidar el principio de Pablo, que es el hecho de ganar el pan y no ser gravoso a nadie, solo así, el sacerdocio recuperara ese hecho de ser creible, porque en enmarca en la vida del pueblo humilde y sencillo a imagen de su maestro, jesus de Nazareth.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario!
Please enter your name here