El Corpus del año 2¡!11

El Corpus del año 2¡!11

José I. González Faus. La Vanguardia. Quien conozca la novela de Haruki Murakami (1Q84), recordará que poco a poco van apareciendo dos tiempos, dos lunas en el horizonte y dos realidades en la vida de la protagonista: la del año 1984 en que transcurre la acción; y otra paralela que coexiste con ella, donde el 9 del tiempo real se ha convertido en una especie de Q que, en escritura japonesa, sugiere desgracia. Voy a contar un relato que transcurre también en otro tiempo de ésos virtuales (¿o quizá más reales?), donde el cero de nuestro 2011 se ve sustituido por otro signo que, en este caso, no significa desgracia sino admiración, belleza y maravilla. Tras esta aclaración, podemos comenzar.

Corría el año 2¡!11 cuando, al acercarse la fiesta cristiana del Corpus, el presidente de la conferencia episcopal y de la Confederación de religiosos, se dirigieron a todas las autoridades de la iglesia española, más o menos con estas palabras: (más…)

¿Qué sucedería si en vez de decir...?

¿Qué sucedería si en vez de decir…?

Víctor Codina sj. Los lingüistas nos enseñan que las palabras nunca son neutras, sino que  están cargadas de vida y sentido, no sólo nombran realidades sino que connotan diferentes significados, valores, relaciones, afectos y cosmovisiones. A veces las palabras pierden su fuerza, con el uso se degradan y entonces es necesario resignificarlas. Lo mismo sucede con el lenguaje religioso.

¿Qué sucedería, si en vez de decir  “Dios”, dijéramos “Padre” (o “Madre” según contextos)?  No sólo seríamos más fieles al sentido de la palabra Dios en el Nuevo Testamento, sino que  nuestra dimensión religiosa se volvería menos filosófica, más filial y más fraterna, más cálida y confiada. (más…)