Sobre Dios y la Iglesia

Sobre Dios y la Iglesia

Cristianisme i Justícia. Este verano os ofrecemos recopilaciones de posts sobre diferentes temas. En este post hacemos memoria de diversos artículos que hemos dedicado a la teología, y más concretamente a Dios y a la Iglesia. Una carta, una noticia, una determinada situación… han servido de excusa para elaborar una reflexión alrededor de estas cuestiones tan fundamentales.

Os recordamos los siguientes posts, por si en su día no los pudistéis leer o simplemente os apetece releer y recordar. A través de la etiquetas. Teología y Iglesia podéis encontrar más.

Dios mío, dónde estás? No me oyes para remedio de tus pobres  [J.I González Faus]

Carta a Pilar Rahola [J.I González Faus]

Respuesta a Pilar Rahola [J.I. González Faus] (más…)

Echar en falta

Echar en falta

Josep Cobo. La viuda echa en falta al esposo. El huérfano, a sus padres. El extranjero, el hogar. La audacia bíblica consiste en hacer de estas figuras del desarraigo, no ya la representación misma de lo humano —como, si al fin y al cabo, no fuéramos más que viudas, huérfanos o extranjeros—, sino la única represenación de Dios ante la cual nos es lícito postrarnos. Que el hombre sea imagen de Dios no significa, pues, que el hombre sea algo así como una copia, aunque imperfecta, de la supuesta fuerza de Dios. Significa más bien que el estigma de un Dios sin entidad le pertenece como lo más íntimo. Al igual que Dios, el hombre no se encuentra en el mundo como en casa. De Dios en verdad solo poseemos sus huellas —esos rostros—, las cuales nos obligan hasta el final de los días, más incluso que si Dios se hubiera hecho presente como divinidad. (más…)

Respuesta a Pilar Rahola

J. I. González Faus.

Querida Pilar:

Gracias por tu carta que no esperaba. Decís las mujeres que los hombres no solemos manifestar nuestros sentimientos. Pero no me recato de confesar que tu carta me emocionó: creo que hasta me salió una lagrimita (del ojo izquierdo, por supuesto). Al acabarla me vinieron a la cabeza las palabras de Jesús a un letrado judío: “no estás lejos del Reino de Dios”.

No lo estás, Pilar, hermana. Quizá sepas que ésos a quienes tú llamas generosamente “simples mortales convertido en silenciosos héroes por la trascendencia espiritual”, suelen decir que “los pobres nos evangelizan”. Puedo añadir que muchos no creyentes me habéis evangelizado. Por tanto no tengáis miedo de “darnos caña”, siempre que sea de manera justa y fraterna. Lo necesitamos: porque ser cristiano no es creerse privilegiado sino saberse más exigido. O mejor: es un privilegio que consiste en mayor exigencia. Como el que está enamorado: que tiene esa gran suerte pero, a la vez, sabe que él le debe a su amor más que nadie. Por eso (más…)