¿Crisis económica o crisis civilizatoria?

¿Crisis económica o crisis civilizatoria?

Daniel Jover. [Iglesia Viva] Es un deber ético denunciar  este sistema socio-económico y cultural  que se desmorona, incapaz de sostener la dignidad y la vida en la Tierra. Pero no basta con criticar: tenemos también la responsabilidad de anunciar alternativas liberadoras comprometiéndonos en su realización. Somos constructores de Esperanza porque la crisis está dejando una sociedad rota y fragmentada. Con niveles de exclusión social, de paro y desigualdades que están erosionando la cohesión social. Y sin embargo la paradoja de la situación en que vivimos es que parece que hemos perdido nuestras herramientas de análisis y comprensión. La coherencia y pertinencia entre la lectura de la crisis civilizatoria y el discurso interpretativo es necesaria para construir las respuestas adecuadas.

No se puede optar por una civilización diferente sin memoria histórica ni esperanza en un futuro mejor y en el potencial  de la condición humana para construir sociedades justas y fraternas. En este artículo se apuesta por la alegría de la cooperación y la solidaridad, por la lucidez de la indignación y el espíritu  anti fatalista. Una urgencia nos impele: debemos cambiar de actitud y situarnos en otra perspectiva que incluya propósitos audaces para integrar la transformación personal y la social. La  cultura y educación liberadoras son fundamentales para desvelar la ideología del “neo-Totalitarismo de la hipercompetitividad“ consustancial  a la Globalización Capitalista en quiebra. Nosotros pensamos que es necesario situar la actual mutación en el contexto de una crisis sistémica de civilización donde el factor financiero solo es la parte visible de un gran iceberg sumergido en el oscuro océano del miedo y la incertidumbre. Porque nuestras explicaciones de la realidad siempre tienen consecuencias. En el actual debate sobre la profundidad y efectos de la crisis global se tiende a omitir uno de sus aspectos esenciales: es el mismo modo de comprender la realidad y analizar lo que nos pasa lo que queda en entredicho.

Apostamos por un proyecto de humanidad justa y convivencial en una tierra habitable que globaliza la esperanza porque se compromete solidariamente con todos los pueblos. Con modelos de economía plural, solidaria y cooperativa; con eco-eficiencia, suficiencia y soberanía alimentaria garantizando los derechos humanos y la equidad global.

Leer artículo completo

***

Puedes conseguir el número completo de la revista adquiriéndolo en la web de Iglesia Viva.

crisis civilizatoria

Fotograma del documental La crisis de la civilización.

Per continuar fent possible la nostra tasca de reflexió, necessitem el teu recolzament.