10 razones por las que voy a hacer huelga el 29 de marzo

10 razones por las que voy a hacer huelga el 29 de marzo

Núria Puigbó, Helena Roig, Meritxell Sanchez-Amat i Nani Vall-llossera. Médicos de familia de el Institut Català de la Salut. 

1. Porque soy testigo cada día en la consulta del sufrimiento de la gente que pierde su empleo y que ve como la estigmatización y la culpabilización que se desprenden del discurso hegemónico actual sobre la clase trabajadora se añaden a sus dificultades económicas y a la afectación psicológica y de las relaciones sociales y familiares. Se pretende confundir a la sociedad con mensajes que relacionan prestación de desempleo con aprovechamiento, ganas de trabajar con aceptación de un empleo sean cuales sean las condiciones laborales o baja médica con absentismo laboral, por poner algunos ejemplos. Esta reforma laboral no hará sino facilitar la destrucción de puestos de trabajo.

2. Porque veo cada día el sufrimiento de la gente que progresivamente ve degradadas sus condiciones laborales.

3. Porque veo cada día el sufrimiento de la gente que trabaja en la economía sumergida y que no tiene ningún derecho laboral reconocido.

4. Porque veo cada día gente que debe trabajar enferma por miedo a perder su puesto de trabajo.

5. Porque veo cada día actuaciones de las mutuas laborales que me hacen sospechar conflictos de intereses.

6. Porque esta pérdida de derechos va afectando a gente más cercana, compañeros/as que nunca pensaron que su trabajo peligrara porque el servicio que daban se consideraba necesario y había consenso en la sociedad que la sanidad pública universal era un bien para todos y se debía preservar de las fuerzas del mercado.

7. Porque veo como mis condiciones laborales se degradan y se desprecia mi trabajo como trabajadora de la función pública.

8. Porque sé que la causa de la crisis no reside en el déficit público ni en las relaciones laborales.

9. Porque la historia nos juzgará como la generación que permitió sin oposición que se perdieran los derechos conseguidos en 200 años de luchas sociales y laborales.

10. Porque, dadas las intenciones verbalizadas de “regular” el derecho de huelga, es posible que esta sea la última vez que podamos ejercer este derecho.