Necesitamos rastreadores de estrellas

Necesitamos rastreadores de estrellas

José María SeguraNecesitamos rastreadores de estrellas, soñadores de caminos, alumbradores de un futuro nuevo. Necesitamos ilusionarnos, necesitamos personas que al ver al cielo lean signos y señales nuevas. Necesitamos creyentes, gente de fe, en su tradición creyente, en Dios, en la vida, en el ser humano, en la dignidad de las personas… necesitamos personas que sean capaces de alumbrar la noche…

Necesitamos esa gente loca del  que se reúnen para gritar con canciones y con silencios, con marchas y vigilias, que los niños de Dios no han nacido para ser enrejados y que ningún ser humano es ilegal, que la dignidad de las personas no se negocia.

Necesitamos Reyes y Reinas magas tuiter@s que se movilizan en redes y envían regalos a niños/as con familias que no podrán asumirlos estas navidades; necesitamos jóvenes inquietos/as que pasarán el 5 repartiendo regalos a estos pequeños en lugar de en sus casas…

Necesitamos gente posada que está ahí en el día a día denunciando, sirviendo, acompañando… calladamente a familias sin recursos, a gente de la calle, a mujeres prostituidas, a menores no acompañados, a familias que no pueden pagar un hotel durante el ingreso hospitalario de un familiar…

Necesitamos perdedores de tiempo. Personas que escuchen a nuestros mayores, que están solos (¡que son nuestros!), y que cuiden de nuestros pequeños/as desamparados (¡tuyos y míos!), que jueguen con ellos, que les permitan ser niños/as, que les ayuden a soñar y les acompañen en el camino de vivir sus sueños.

Necesitamos caminantes, personas que se pongan en camino en medio de la noche, siguiendo sus sueños de un futuro más justo y más humano… porque un niño que ha nacido es la señal, un niño en medio de un pesebre, una patera, un campo de refugiados, ¡en medio de un bombardeo!

Necesitamos profetas, personas que ven el sueño de Dios para la humanidad con ojos abiertos y son capaces de denunciar las injusticias y movilizarse por un mundo más humano…

Necesitamos gente de brazos abiertos que se pasa horas en barcos en el día y en la noche, que pasa horas oteando el horizonte, escrutando radares, buscando signos de vida en el mar, en la noche, en el desierto, en pateras, en “bestias” metálicas…

Necesitamos personas que se la jueguen por otras personas… como esos benditos Cascos Blancos que se meten entre las ruinas en medio de los bombardeos, o ese payaso que dio la vida en Syria por hacer reír a los más pequeños.

Necesitamos personas de alma cansada y pies descansados que desobedezcan leyes inmorales que condenan a vidas indignas a personas que sólo buscan vivir, que huyen de la violencia constante, la miseria rampante y la muerte muy probable…

Necesitamos objetores de conciencia que se solidaricen con quienes vienen de lejos y se han dejado la salud por el camino, y necesitamos las mareas que los apoyan…

Necesitamos madres y abuelas en todas las plazas de mayo, mujeres valientes que mantienen alerta la esperanza, viva la memoria y claman por la justicia de quienes les fueron arrebatados.

Necesitamos #BeautifulTroubleMakers, necesitamos poetas, cantantes, artistas, que sean disidentes, que nos hagan poner el corazón de puntillas, que nos saquen de lo que se vende, se espera, se asume…

Necesitamos personas Estrella para recordarnos que dentro de cada uno de nosotros hay un niño/a capaz de soñar, capaz de ternura, capaz de sorprenderse y de reírse de todo y de uno mismo, capaz de decir “¿por qué no..?” y movilizarse por un sueño compartido en el que el mundo sea un poco más de todos.

Sí. Necesitamos a los Reyes Magos, necesitamos rastreadores de estrellas, seguidores de sueños, oteadores de horizontes en la noche, soñadoras de ojos abiertos, abuelos de plazas de mayo, mareas, almas inquietas, creyentes…

Necesitamos Personas.

estrellas

Imagen extraída de: Pixabay