501 años de la Reforma protestante

501 años de la Reforma protestante

Alfons Calderón. [Catalunya Cristiana] El pasado fin de año pudimos disfrutar nuevamente del encuentro anual de Taizé celebrado en esta ocasión en Basilea, en la encrucijada de tres países. Otra vez, en el corazón de una Europa invernal, Taizé se convertía en una pequeña primavera, utilizando la expresión de Juan XXIII. No me refiero solo a los rigores meteorológicos, sino a la frialdad y falta de horizontes en muchos ambientes, que llega también a las iglesias de todo el continente y las deja crecientemente vacías y sin vida, casi como meros monumentos de piedra. Por unos días, la bellísima ciudad suiza volvía a ver que sus templos góticos se llenaban con un montón de jóvenes esperanzados y vitales. Basilea fue en el siglo XVI un foco calvinista, pero hoy a los cristianos nos congrega un gran número de retos en común.

Justamente en el año 2017 se conmemoraban los 500 años de la Reforma protestante, desde que
Lutero proclamó sus famosas tesis. El papa Francisco, en su histórica visita a Suecia el año anterior, inauguraba esta efeméride contribuyendo a curar heridas y avanzar hacia el diálogo ecuménico, en la línea de los esfuerzos de los últimos decenios, después de siglos de divisiones.

Al margen de las discusiones teológicas entre cristianos, es necesario señalar tanto para unos como para
otros, la importancia del testimonio a través de las acciones que se derivan de ellas, independientemente de la confesión que en conciencia se profese («por sus frutos los conoceréis», Mt 7,20). Esto me lleva a evocar algunos personajes protestantes que han tenido un impacto de gran alcance y cuyas obras han inspirado a millones de personas. Empezaría solo como ejemplo por Bach, uno de los compositores más influyentes de todos los tiempos, con una fe profunda traducida en
partituras musicales que siguen resonando. Citaría también a Henri Dunant, más conocido por la
institución que legó para mitigar el dolor en el mundo (la Cruz Roja), que por su propia vida, con episodios de luz y oscuridad. O Baden Powell, el general británico fundador del escultismo, un paradigma de la educación de los jóvenes en el ocio, con la finalidad última de dejar el mundo mejor
de como lo encontramos. O también podríamos mencionar a Martin Luther King, referente en la lucha contra la segregación racial, figura popular más allá de su cuna, en Estados Unidos. O incluso, otro menos conocido, el economista y diplomático sueco Dag Hammarskjöld, que ha sido probablemente el secretario general más emblemático de la Organización de las Naciones Unidas y que desarrolló sus funciones para la promoción de la paz con una capacidad, dinamismo y espiritualidad dignos de elogio. Estas tres cualidades combinadas en un mismo líder son, desgraciadamente, poco frecuentes.

Cristianismo y Justicia publicó el cuaderno “A 500 años de la reforma protestante”, escrito por Jaume Botey, recientmente traspasado inesperadamente. Sirvan también estas líneas como recuerdo y renovación de la invitación que ímplicitamente hacía la publicación: un mayor conocimiento para intentar encontrar lo que une a los cristianos.

Lutero

Imagen extraída de: Wikipedia

Para continuar haciendo posible nuestra labor de reflexión, necesitamos tu apoyo.