Decir haciendo. Crónicas de periferias

Decir haciendo. Crónicas de periferias

Maria Antònia Bogónez AguadoA veces leer un libro de alguien que conoces no parece una buena idea. Corres el riesgo de decepcionarte, porque no hay coherencia con la persona que tú conoces… Y eso siempre defrauda.

Pero en este caso, quienes tenemos la suerte de conocer a Pepa Torres, vemos que Decir Haciendo. Crónicas de periferias (San Pablo, 2017) es “muy ella”. Ella y sus múltiples causas.

Pepa Torres Pérez es una religiosa, educadora social y teóloga feminista y activista por los derechos y la justicia: manteros, mujeres, cualquier violencia, inmigrantes, sin papeles, sanidad universal, barrio, vivienda… y me dejo otras muchas reivindicaciones. Pero sobre todo es amiga, alguien que se planta en las luchas desde el cariño, la oración, la amistad.

En las aproximadamente trescientas páginas del libro, la autora recoge artículos y entradas en la revista Alandar, en este mismo blog de Cristianisme i Justícia y en entreParéntesis. Dialogar en las fronteras. Los presenta divididos en cuatro capítulos de títulos sugerentes: ”Lo personal es político”, “Movimientos sociales y luchas migrantes”, “Nos queremos vivas y felices” y “Espiritualidad y religiones”.

A través de ellos nos va desvelando caminos de compromisos, ámbitos que con frecuencia muchas de nosotras tenemos lejos. Opta por unir espiritualidad, teología, política y vínculos humanos. Inseparables.

Desde su Lavapiés multicolor y multicultural, como un microcosmos desde el que tomar perspectiva del mundo, recorremos vivencias y experiencias, propias y ajenas, de Melilla, Calais, Senegal, Puerta del Sol, Bangladesh…

Y van abriéndose ante nuestros ojos nombres y rostros de víctimas, y de activistas y entidades, ambos grupos con la misma dignidad: los CIEs, la PAH, Sanidad Universal, Carre, Maite, Débora, Modou, Territorio Doméstico, Samba Martine, Lucrecia Pérez,…

Y a lo largo de la lectura se hace inevitable (o al menos a mí) sentirme interpelada de tantos ámbitos que tendría que incorporar a mi vida, como acción o, en cualquier caso, como oración. Llevar a mi oración rostros, historias, entidades que padecen ante la injusticia, el capitalismo, el patriarcado, la securitización, la soledad, la prepotencia… Sólo en contacto con algunas realidades el corazón se esponja. Nada de lo humano nos es ajeno, la política es construcción de Reino…

Por si no fueran estas aportaciones suficientes, la generosidad de Pepa nos lleva a descubrirnos o redescubrirnos pasajes de la Biblia encarnados hoy. Pablo, Nicodemo, Sifra y Pua, Sara, Agar, María, la sirofenicia, Jesús se pasea por nuestras calles, por los CIEs, por los estancos, por las manifestaciones contra la violencia de género…

Y también nos abre a múltiples recursos: canciones de Macaco o Jorge Drexler; poemas de Hadewijch de Amberes o de Laura Casielles; relatos de Gioconda Belli; testimonios de Dorothy Day, Óscar Romero, Madeleine Delbrêl, Etty Hillesum o Berta Cáceres; teologías como las de Moltmann, Mercedes Navarro, Schussler-Fiorenza; obras como “Víctimas de la Iglesia. Relato de un camino de sanación” de José Luis Segovia o “Trincheras permanentes. Intersecciones entre política y cuidados” de Carolina León…; la economía feminista; textos musulmanes… Una fuente inagotable en la que ir a beber para enjuagar la mirada, despertar sensibilidades, agudizar el espíritu crítico…

Al plantearme esta breve reseña sólo pretendía que quien la leyera deseara hacer el ejercicio de dejarse interpelar… Algo debiera cambiar en nosotros al ir recorriendo las páginas de “Decir haciendo”, … para apuntarnos a esa teología del grito que defiende Pepa Torres, para alimentar esa alegría que nos debiera nacer de dentro a las cristianas y cristianos, para mantener la esperanza, para gritar sí al Evangelio, la amistad, la dignidad y un no rotundo a todo lo que nos conduce a la muerte, la injusticia, a generar víctimas.

Venga, ánimos y a por el libro… Y a Pepa, ¡gracias!

Decir haciendo

Imagen extraída de: Casa del Libro

Para continuar haciendo posible nuestra labor de reflexión, necesitamos tu apoyo.