Comunicado del Grupo de Trabajo sobre Religiones y Paz ante los atentados de Barcelona y Cambrils

Comunicado del Grupo de Trabajo sobre Religiones y Paz ante los atentados de Barcelona y Cambrils

Grupo de Trabajo sobre Religiones y PazDesde el Grupo de Trabajo sobre Religiones y Paz de Cristianisme i Justícia, constituido este 2017 y formado por representantes de todas las tradiciones religiosas presentes en Cataluña, queremos hacer público el siguiente comunicado ante los atentados terroristas de Barcelona y Cambrils, ocurridos los pasados 17 y 18 de agosto de 2017.

1. Consideramos que las religiones son uno de los actores esenciales que trabajan por la paz en el mundo. No podemos olvidar que de ellas han surgido las más osadas iniciativas, y los más valientes activistas en favor de la paz, la justicia y la solidaridad, de todos los tiempos y en todo el mundo. Las religiones son un patrimonio vivo de la humanidad, sin el cual el ser humano no puede comprenderse ni ser amado.

2. Reconocemos que las religiones también han sido utilizadas para justificar o favorecer la violencia en diferentes momentos históricos, y desgraciadamente también en la actualidad. Sin embargo, denunciamos que en demasiadas ocasiones, las religiones son estigmatizadas por el uso manipulado de sus doctrinas que hacen los terroristas, cuando éstos no son auténticos fieles ni tienen una mínima experiencia espiritual: utilizan la religión como dominación de los demás y para servir sus intereses más oscuros.

3. Destacamos que los atentados terroristas van, en primer lugar, contra el mismo islam y sus fieles. Recordemos que los datos confirman que desde el año 2000 la inmensa mayoría de los ataques terroristas han sucedido en países islámicos, la gran mayoría han sido víctimas civiles inocentes y una ínfima parte de los musulmanes se han implicado en estas acciones terroristas. Por lo tanto, es un grave error criminalizar el Islam, urge no caer en la islamofobia y conviene no reproducir la lógica enloquecida del terrorismo para combatirlo: indiscriminada, arbitraria y fratricida.

4. Recomendamos, finalmente, que sólo con la no violencia y la paz, la justicia y la solidaridad, la compasión y la reconciliación podremos superar el círculo de violencia y confrontación en esta hora difícil que estamos viviendo en el mundo de hoy. Y confiamos plenamente en el corazón de todas las tradiciones religiosas, de sus fieles de buena voluntad y de sus comunidades, a fin de poder encontrar las soluciones que nos lleven a una vida en paz, próspera y plena, para todos y en todo lugar.

Desde el Grupo de Trabajo sobre Religiones y Paz retomaremos nuestras reflexiones, análisis y actividades en septiembre, con el afán también de ayudar a cumplimentar el contenido de este comunicado y dar salida a todo el potencial que contienen las religiones para la paz, en nuestra sociedad y también en todo el mundo.

“Quien matara a una persona que no hubiera matado a nadie (…),

fuera como si hubiera matado a toda la Humanidad.

(…) quien salvara una vida, fuera como si hubiera salvado las vidas de toda la Humanidad”.

                                                                                                                                            (El Corán 5, 32)

candles-2550688_1920

Imagen extraída de: Pixabay