El comercio de armamento en España

El comercio de armamento en España

Eduardo MeleroEspaña es uno de los principales países exportadores de armamento el mundo (dependiendo del año, se sitúa entre el sexto y el séptimo lugar). En 2013, se exportaron 3.908 millones de euros en material de defensa, mientras que en 2014 la cifra alcanzó los 3.203 millones de euros. Durante el primer semestre de 2015, se exportó armamento por valor de 1.727 millones de euros. Las dos categorías de material de defensa español más vendidas son las aeronaves militares y los buques de guerra, que han supuesto el 78% del total de las exportaciones durante el período 2005-2014.

Este importante papel dentro del comercio internacional de armamento responde a tres causas fundamentales: la participación en programas internacionales para desarrollar sistemas de armas, una interpretación poco rigurosa de la legislación y una política muy activa de fomento de las exportaciones de armamento.

1. Datos básicos de la regulación legal

El armamento es un producto esencialmente peligroso. Por eso, este ámbito se encuentra sometido a un intenso control por parte del Gobierno: para poder exportar material de defensa se requiere una autorización administrativa. Las empresas de armamento deben solicitar la autorización, que es otorgada formalmente por la Secretaría de Estado de Comercio, aunque quien decide es un órgano interministerial: la JIMDDU (Junta Interministerial Reguladora del Comercio Exterior de Material de Defensa y de Doble Uso).

Al otorgar la autorización debe comprobarse que se cumplen los criterios legalmente establecidos para poder exportar armamento. Esta cuestión está regulada en la Ley 53/2007, en la Posición Común 2008/944 de la Unión Europea y en el Tratado sobre el Comercio de Armas. Según estos criterios, no debería autorizarse la exportación de armamento a países sometidos a embargo o a países que violan los derechos humanos. Tampoco se podría autorizar una exportación a estados en conflicto o cuando se pueda poner en peligro la paz y seguridad regionales.

Los principales mecanismos de control de la actuación de la JIMDDU son la publicación de estadísticas oficiales y el control parlamentario. En cuanto al primer control, la Secretaría de Estado de Comercio hace públicos los datos de las exportaciones, agrupados en distintas categorías. De esta forma, no se sabe qué tipo concreto de armamento ha sido exportado. Así, por ejemplo, durante los años 2007 y 2008 las estadísticas oficiales recogían exportaciones a Libia dentro de la categoría «Bombas, torpedos, cohetes y misiles», sin mencionar que, en realidad, se trataba de bombas racimo (bombas racimo del modelo MAT-120, fabricadas por la empresa española Instalaza, que fueron utilizadas por el ejército de Muamar el Gadafi en Misrata durante el año 2011). En cuanto al segundo, las Cortes Generales ejercen este control a través de preguntas parlamentarias y también con la comparecencia anual del Secretario de Estado de Comercio ante la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados para explicar las estadísticas oficiales de exportaciones del año anterior. Dicha comparecencia se realiza cuando las transferencias de armas ya se han autorizado, y en ningún momento se analiza la política gubernamental de fomento de las exportaciones en este ámbito.

(Seguir leyendo)

army-60665_640

Imagen extraída de: Pixabay