¿Dónde están los refugiados?

¿Dónde están los refugiados?

Àngel Miret. [El Punt Avui] A Cataluña y a muchos estados europeos los refugiados no han llegado, al menos en el número que se preveía durante el 2015. El gobierno español aceptó que España acogera más de 19.000 procedentes de Grecia y de Italia, y en Cataluña hicimos prever que, de este contingente, llegarían unos 5.000 a nuestro país. Pero van pasando los meses y, a día de hoy, han venido sólo unos pocos cientos, la mayoría de ellos procedentes de Ceuta y Melilla. Y, entonces, las personas de buena voluntad, entidades cívicas, ayuntamientos y la propia Generalitat, que se habían preparado para ofrecerles una acogida digna, se preguntan: ¿dónde están los refugiados? Pregunta a la que intento responder con la siguiente hipótesis:

El perfil de las personas refugiadas que llegan a Europa sería mayoritariamente el de aquellas que tienen todas o alguna de las siguientes características: ciertos recursos económicos, una red relacional ya instalada en el continente o una buena formación profesional. Constituiría, pues, un colectivo que cuando comienza la huída ya ha diseñado un proyecto vital de futuro. La estancia en los campos de acogida de Grecia y de Italia sería sólo un espacio temporal en el tránsito hacia este proyecto. Ciertamente, a Europa llegan muchas (900.000 en 2015 según Eurostat), pero son muchas más las que, por ejemplo, se han desplazado dentro del territorio sirio (4.000.000) o que se han instalado en los países del entorno, especialmente en el Líbano (1.200.000), Jordania (650.000) y Turquía (1.900.000) en condiciones de gran precariedad y sufrimiento. Y estas son las que no tienen dinero para pagar a los traficantes, que no tienen parientes en Europa, que sólo hablan árabe o que tienen profesiones con pocas perspectivas laborales.

Este hecho, entre otros, explica el porqué los puntos de estancia no se han saturado hasta dimensiones monstruosas. Sencillamente, porque las personas refugiadas en Europa siguen un camino que no tiene como meta ni España, ni Portugal, ni Francia, ni los países del sur, sino que buscan las condiciones sociales y, sobre todo, las oportunidades laborales de los países nórdicos, de Alemania, de Austria…

Si la hipótesis que planteo fuera cierta, también explicaría el porqué de las dificultades de gestionar los reasentamientos desde los campos hacia los diferentes estados de la Unión Europea que han mostrado su disposición a acogerlas. ¿Cómo organizarlo si la movilidad de los refugiados es alta y si una buena parte tienen perfectamente claro el país donde quieren retomar su vida? Y ahora nos llega la noticia de que hay miles de menores que han desaparecido desde que han llegado a Europa, y que podrían estar en manos de redes de explotación sexual. Los traficantes de seres humanos y su dinero organizando el camino hacia Europa. Las consecuencias de esta desigual distribución son evidentes: mientras que algunos estados lo miran de lejos, otros como Suecia y Alemania empiezan a tener un número de personas refugiadas difícilmente gestionable. Y entonces aparecen los conflictos, el miedo y la intolerancia y la xenofobia.

TOPSHOT - A refugee boy looks on from his shelter inside a passenger terminal at the port of Piraeus near Athens on Febuary 8, 2016 , where dozens of refugee and migrant families live temporarily, prior being able to travel towards the borders. Streams of people fleeing conflict or poverty continue to make the often perilous journey from Turkey across the Mediterranean and through the Balkans, despite cold winter weather, in the hope of starting new lives in more prosperous European countries / AFP / LOUISA GOULIAMAKI 4638#Agencia AFP

Imagen extraída de: El Punt Avui

Para continuar haciendo posible nuestra labor de reflexión, necesitamos tu apoyo.