A propósito de la tragedia humanitaria de los refugiados: dos humildes recomendaciones

A propósito de la tragedia humanitaria de los refugiados: dos humildes recomendaciones

Jesús SanzEstos días se está hablando mucho de la llegada de miles de refugiados de diferentes zonas procedentes de Oriente Próximo que  están llegando a la Unión Europea. Y más aún tras aparecer la fotografía de Aylan, el niño sirio ahogado en las costas de Turquía cuya dramática imagen  ha recorrido el mundo, ha golpeado directamente nuestras conciencias a y ha mostrado las vergüenzas de una Unión Europea impasible ante lo que acontece en sus fronteras más próximas.

Pero mi intención no era escribir sobre las causas de este conflicto ni sobre la lenta respuesta que se está dando ante la mayor oleada de refugiados sucedida en Europa desde la II Guerra Mundial. Únicamente quería hacer dos humildes recomendaciones que me venían a la cabeza estos días relacionadas con la temática del refugio y la inmigración, y que creo que nos pueden ayudar a tener una mirada empática y compasiva ante este drama humanitario.

La primera recomendación es una visita a dos espacios muy próximos entre sí: el Museo Memorial del Exilio en La Jonquera  (Girona) y la antigua maternidad de Elne (Francia).

El Museo Memorial del Exilio es un espacio especialmente centrado en el exilio republicano que se sucedió a partir de enero de 1939 tras la caída de Barcelona y que llevó a que medio millón de refugiados buscasen la huida a Francia pasando por los  pasos de La Jonquera y Portbou. Más allá de las causas históricas concretas de este suceso, el Museo es un excelente lugar para reflexionar sobre el exilio y sus consecuencias,  tal y como nos recuerdan las dos imágenes que a modo de espejo se muestran al inicio de la exposición: una fotografía del exilio de 1939 en la frontera hispano-francesa al lado de otra fotografía de los años 90 del exilio de la antigua Yugoslavia.

museo exilio

La  visita a este espacio tiene un buen complemento en otro lugar que se encuentra a pocos kilómetros tras cruzar a Francia: la maternidad de Elne. Esta maternidad fue fundada por Elizabeth Eidenbenz, una maestra suiza que tras estar en la guerra civil española como enfermera voluntaria, se desplazó junto a los refugiados al sureste de Francia donde la mayoría fueron internados. Una vez allí, esta mujer se dedicó a buscar y ayudar a dar a luz a las embarazadas españolas que se encontraban en el campo de internamiento de Argelès-sur-Mer hasta que, tras gestionar con las autoridades francesas los permisos necesarios, se encargó de ubicar una maternidad a las afueras de la localidad de Elne. Allí ayudó a dar a luz a cientos de mujeres españolas refugiadas y de otras nacionalidades convirtiendo ese lugar, que hoy se puede visitar y donde se narra su historia, en un espacio de humanidad en medio del dolor del exilio.

Elne

Pero además del Museo Memorial del Exilio y la maternidad de Elne, la otra recomendación que me venía a la cabeza estos días es el libro Emigrantes de Shaun Tan. Emigrantes es una bellísima novela gráfica que cuenta de forma conmovedora y muy imaginativa la historia  de tantas  personas que se desplazan a otro país buscando un futuro mejor. La principal particularidad de esta novela es que no hay palabras dado que el autor acude únicamente a los dibujos como fórmula para construir una narrativa silenciosa llena de sensiblidad, emoción  y belleza.

Pero al igual que en la recomendación anterior, también en Emigrantes se nos muestra cómo una actitud de acogida y confianza puede ayudar a construir lugares comunes guiados por la confianza por encima de los muros y las fronteras culturales.

Emigrantes

En definitiva, dos recomendaciones que nos recuerdan de forma muy diferente cómo la creatividad también emerge en medio del sufrimiento, el dolor o el desarraigo y que, a mi juicio, nos ayudan a cultivar una mirada interior para, a su vez, tender una mirada empática hacia el dolor y el sufrimiento. O si se prefiere,  cómo a veces se afirma en clave cristiana, avanzar en la búsqueda de una mística de ojos abiertos.

the-arrival1

Imagen extraída del libro Emigrantes

Para continuar haciendo posible nuestra labor de reflexión, necesitamos tu apoyo.