Carta abierta a Marc Márquez

Carta abierta a Marc Márquez

Francesc Mateu y Xavier CasanovasEstimado Marc,

La noticia se publicó el pasado 6 de diciembre en el Diario de Andorra, y desde entonces ha corrido como la pólvora. Dicen que has pedido la residencia en el Principado de Andorra con la intención de ahorrarte casi el 100% de tu contribución a Hacienda durante los próximos años. No es ilegal, te acoges a una legislación egoísta e injusta que beneficia a personas calificadas eufemísticamente como “de alto interés cultural, científico o deportivo”.

Esperando que confirmes o desmientas esta información, nos hemos atrevido a escribirte con la única intención de aportar argumentos a tu reflexión.

Los impuestos son la única manera que tenemos, en el actual sistema económico, de garantizar la redistribución de la riqueza. Es decir, que aquellos que tienen menos oportunidades, solo porque han nacido donde han nacido, o por sus diferentes capacidades, tengan también las garantías de una vida digna.

Actualmente sabemos que casi el 25% de los recursos que necesita el Estado español para sostener el Estado del Bienestar no tributan, pues pasan por la economía sumergida. Y que lo que más está minando nuestra capacidad recaudatoria son las vías de elusión que utilizan las grandes fortunas y multinacionales.

Tu contrato con Honda, de 10 millones de euros, te hace entrar en el 0,04% más rico de nuestra sociedad. Sois los que cobráis más de 600.000 € al año: unas 7.000 personas en todo el estado español. Si acabaras pagando lo que te corresponde, que equivaldría aproximadamente al 50% de tu sueldo, tu renta neta se mantendría sin problemas dentro de este tramo. ¿Estás seguro de que no te lo puedes permitir?

No ponemos en cuestión que te lo merezcas, ni negamos tu esfuerzo. La cantidad de horas sobre la moto y los sacrificios que seguro has tenido que hacer, sólo tú los sabes, y por eso tanta gente admira tu excelencia deportiva. Pero si tu esfuerzo ha dado frutos es, tal como has comentado alguna vez, por que había en mucha gente detrás que te apoyaba.

Muchas personas no disfrutarán de esta misma suerte y necesitarán del apoyo y empuje de un sistema justo y equitativo para poder salir adelante. No estamos hablando de caridad, sino de justicia social.

Seguro que tienes en la cabeza la moto y las carreras y no te debes ni haber parado a pensar en el tema. Ya habrá quien te ayuda a llevar los temas económicos y lo hace con el único criterio de pagar el mínimo posible. Te habrán dicho que la vida deportiva es corta y que debes ganar todo lo que puedas mientras dura. Este criterio tan intuitivo y desgraciadamente tan aceptado, choca de frente con uno de los fundamentos de nuestra sociedad.

Si lo vieras como nosotros y lo repensaras, con tu ejemplo podrías ayudar a hacer entender a mucha gente que pagar impuestos es necesario e imprescindible para que funcionen la educación, la sanidad y los servicios sociales de manera accesible y universal. Servicios de los que tú y tus familiares  seguro se ha podido beneficiarse durante muchos años, cuando aún no eras conocido. En cambio, si dejas de pagar impuestos, muchos, con la excusa de que tú lo has hecho primero, seguirán el mismo camino.

Mientras no consigamos que se eliminen los paraísos fiscales y mejore la progresividad de nuestro sistema fiscal, lo único que podemos hacer es apelar a tu sentido último de justicia social para pedir que no establezcas tu residencia en Andorra y que pagues, con el orgullo de quien está haciendo lo que toca, tus impuestos en tu casa.

PD. Estimado Marc, te enviamos esta carta porque  estos días ha salido en la prensa tu caso, pero la hacemos extensiva a los que según la misma noticia dice, ya lo han hecho antes como  Dani Pedrosa, Jorge Lorenzo, Fernando Alonso y todos aquellos otros que han hecho de esta práctica egoísta e insolidaria una práctica habitual.

6a00d8341bfb1653ef01bb07bfae75970d-550wi

Imagen extraída de: El País

Para continuar haciendo posible nuestra labor de reflexión, necesitamos tu apoyo.