Altermundismo en marcha. ¿Te apuntas?

Altermundismo en marcha. ¿Te apuntas?

Xavier CasanovasHace ya trece años de aquel lejano 25 de enero de 2001. ATTAC Francia y el Partido de los Trabajadores de Brasil convocaban el primer Foro Social Mundial como réplica y contrapoder en el Foro Económico de Davos, el Foro de los poderosos y las oligarquías que hacían y deshacían a la sombra de la democracia, la transparencia y el bien común.

Todo esto ocurría cuando aún no había llegado la guerra de Irak y la respuesta multitudinaria que los dirigentes no quisieron escuchar, no había llegado la gran crisis financiera de 2008 y el famoso y cínico “hay que refundar el capitalismo sobre bases éticas” de Sarkozy, no había llegado el unánime grito de indignación y petición de “democracias reales” desde la Primavera árabe pasando por la Puerta del Sol hasta los “Ocupas” de Wall Street.

¿Y qué ha cambiado? Muchos dirán que nada, que el altermundismo es inofensivo, inocuo, que no tiene agenda, que no es capaz de crear un contrapoder real, que no hay unidad… pero algunos creemos que hay luchas que se han ganado:

– La primera y más importante, la lucha de los nombres que damos a las cosas. O dicho de otro modo, la propuesta de un lenguaje contrahegemónico al impuesto por el capitalismo: eficiencia, flexibilización, austeridad (pobre austeridad, ¡qué gran secuestro!). ¿Frente a esto? Bien común, sobriedad compartida, comunitarismo, economía solidaria, etc. Y es que como decía Witgenstein, los límites del lenguaje son los límites de nuestro mundo. La tarea de construir otro mundo posible exigirá cambiar las palabras que le dan nombre.

– La segunda ha sido conseguir poner sobre la mesa todas aquellas realidades de injusticia que nos ahogan y proponer alternativas concretas para enfrentarse a ellos. Cuestiones como el sometimiento de las economías a la deuda y su auditoría, propuestas como el impuesto a las transacciones financieras internacionales (la famosa Tasa Tobin), la exigencia del derecho a una vivienda digna, las propuestas de economía social y solidaria: desde el movimiento de la vía campesina hasta el tejido cooperativo, etc. Todo esto se comparte y se amplifica, de lo local a lo global y volviendo de nuevo a local, en espacios como el Foro Social Mundial.

Evidentemente no se trata de creer, como muchas veces decimos de manera inocente, que “todo es posible”. Sino creer y esperar que lo imposible suceda. Y luchar para que este imposible tenga lugar. Llevando por bandera la esperanza que tantos y tantas necesitan en todo el mundo.

Permaneced atentos pues a las próximas citas, porque el altermundismo está en marcha, y se puede encontrar en el Foro Social Mundial de Madrid el próximo fin de semana 29 y 30 de marzo y el Fòrum Social Català (Girona – 5 de abril; Barcelona, ​​11, 12 y 13 de abril). Encontraréis cientos de talleres en la línea de la construcción de alternativas, de la desobediencia y la crítica, de la construcción de nuevas soberanías y democracias y de nuevos procesos constituyentes.

Porque otro mundo posible, ya se está construyendo.

Te puede interesar:

Crónica y diario del Foro Social Mundial de Túnez 2013 para Cristianisme i Justícia

Crónica y diario del Foro Social Mundial de Dakar 2011 para Cristianisme i Justícia

fsm

Imagen extraída de: Alterglobalización

Para continuar haciendo posible nuestra labor de reflexión, necesitamos tu apoyo.