Mundo árabe, ¿adónde vas?

Mundo árabe, ¿adónde vas?

Jaume FlaquerNadie pudo prever la primavera árabe y nadie hoy puede asegurar la dirección que tomarán los acontecimientos. En cualquier caso sí podemos ofrecer los puntos clave para iluminar un poco la compleja situación.

Recordemos primero las fechas clave. Después de un otoño de violentas revueltas de saharauis en Marruecos, todo empezó el 17 de diciembre de 2010 cuando un joven se inmoló en Túnez como signo de protesta por su desesperada situación económica. El 14 de enero de 2011 el presidente Ben Alí abandonaba el país. La primavera árabe había comenzado y se extendió rápidamente: el 11 de febrero de 2011 caía Mubarak, Libia entraba en guerra y la OTAN intervenía para saldar viejas cuentas con el dictador, hasta que el 20 de octubre de 2011 Gadafi era asesinado. El 21 de febrero de 2012 también caía Alí Abdallá Saleh de Yemen. Resultado: cuatro dictadores que llevaban décadas en el poder depuestos, la guerra de Siria sin final cercano, y el cambio constitucional de Marruecos.

Tres años después las causas que provocaron la primavera árabe continúan intactas: 1) pobreza creciente de los ciudadanos, 2) media de edad de la población muy joven, la mayoría sin empleo y con pocas perspectivas y 3) corrupción e ineficacia generalizadas. La rapidez y libertad de comunicación de las redes sociales canalizó las protestas y permitió que estallase la revolución. Sin embargo, el fracaso de la intervención militar en Libia y el triunfo de los islamistas en las elecciones frenaron la caída en cadena de los demás líderes, en particular la de Bachar al-Assad. Analicemos la situación actual de cada país.

Continuar leyendo

Imagen extraída de: Bloc de Jordi Llaonart