El Cardenal de Barcelona invitado a celebrar el Ramadán

El Cardenal de Barcelona invitado a celebrar el Ramadán

Jaume Flaquer. Empieza a ser ya tradicional que  el Consell Islàmic de Catalunya invite a autoridades políticas y religiosas a celebrar la ruptura del ayuno del Ramadán. A ella también somos invitados los principales agentes interreligiosos de la ciudad : Centro Unesco, Migra-Studium, Bayt al-Thaqafa… Entre las autoridades políticas destacaba la Directora General de Asuntos Religiosos de la Generalitat, que tradicionalmente asiste cada año. PSC, CiU i ERC estaban también representados por miembros de estos partidos que trabajan los temas religiosos. Incluso el Consulado Americano estaba invitado a la cita.

Pero este año, destacaba la presencia del Sr. Cardenal de Barcelona, Martínez Sistach. Sin duda, su presencia hay que deberla al trabajo de Antoni Matabosch en el seno del Grup de Treball Estable de Religions (GTER), una entidad interreligiosa que reúne a representantes oficiales del catolicismo, protestantismo, ortodoxia, islam y judaísmo de Catalunya. Una entidad que convoque a religiones y no sólo a creyentes pertenecientes a confesiones religiosas es algo único en España. Las limitaciones de todo lo “oficial” para dar pasos hacia adelante son conocidas pero eso no quita que cuando los dirigentes religiosos guardan las formas entre ellos las bases extremistas queden calmadas.

El acto comenzó con la llamada a la oración (adhân) que anunciaba la puesta de sol (al-maghreb) y que señalaba que ya se podía romper el ayuno. Prosiguió la cena con productos típicos de Marruecos: harîra, dátiles, dulces árabes, batidos de frutas, etc.

Se concluyó el acto con varias intervenciones. El discurso de Muhammad Halhoul, portavoz del Consell Islàmic, y el del propio presidente, fue de tono más espiritual que reivindicativo. Después de un año con temas como el del burka y el de la mezquita de Lleida podría haberse esperado otra cosa. Sin embargo es de agradecer que M. Halhoul recordase que el ayuno del Ramadán acerca a los más necesitados de la sociedad. A esto se sumó fácilmente el Sr. Cardenal, quien pudo concluir el acto. Arrancó de esta bella idea, valoró el trabajo del GTER en Barcelona y en Marsella, e invitó a participar en el Encuentro Internacional por la Paz que la Comunidad de Sant’Egidio organizará en Barcelona el 3, 4 y 5 de Octubre. El Cardenal quiso explícitamente situarse en la línea de los encuentros de Asís de Juan Pablo II.

El ambiente fue muy bueno. La importancia de estos actos, a parte de su valor simbólico, no se percibe hasta que hay algún problema serio de convivencia o algún tipo de conflicto. En esos momentos se reconoce que la chispa de la intolerancia no prende porque se ha limpiado el terreno. Y yo puedo asegurar que este año se ha evitado más de una manifestación enardecida gracias a estos encuentros.

Para continuar haciendo posible nuestra labor de reflexión, necesitamos tu apoyo.