El nihilismo a debate

El nihilismo a debate

Recensión. Tere Iribarren. Sobre el cuaderno de J. I. González Faus, “Nada con puntillas: fraternidad en cueros. La lucha por la justicia en una cultura nihilista”. Se afirma con frecuencia en los medios cultos que somos hijos del nihilismo, a lo mejor deseas saber conocer a este padre para saludarle y ver la herencia que te ha dejado.

La primera parte del Cuaderno es más filosófica, son  textos de Marx, Dostoyevski, Sartre  que estremecen por su  radicalidad y ausencia de un Dios, donde se reconoce el desamparo del hombre y la orfandad en la que vive.  Da mucho juego para pensar y situar bien el tema.

La segunda parte analiza magistralmente algunos de los títulos de  libros que se publican, se venden, se leen, como síntomas de lo que respiramos: La era del vacío, La cultura del olvido, La insoportable levedad del ser, El imperio de lo efímero y un largo etc. En poco espacio se ofrece un panorama muy  lúcido de este nihilismo light que nos envuelve y que como aire medio escéptico, medio pasota nos va calando como excusa para no arremeter con los compromisos de mejorar una tierra y un género humano gravemente amenazados.

La tercera parte da un toque de esperanza, como si un despertador nos levantase cada mañana y nos abriese las ventanas señalando caminos para luchar por la justicia  y la solidaridad.

Nada en esta tierra tiene más sentido que luchar por la fraternidad, la libertad y el bienestar universales. En esa lucha, o en la prosecución de esos ideales, acaba percibiendo la persona que, a pesar de los esfuerzos, persecuciones y fracasos que puedan acompañarla, está donde debe estar y contribuye a la armonía del mundo.

Correr tras la fraternidad y la justicia puede realizar a un ser humano y plenificar una vida, aun cuando no se palpe le triunfo.

A esto estamos llamados, a eso anima este Cuaderno. Ver Cuaderno.

Para continuar haciendo posible nuestra labor de reflexión, necesitamos tu apoyo.