Lanzar palomas

Lanzar palomas

Tere Iribarren. Imágenes. RS21. En Johannesburgo, un grupo de niños sueltan palomas blancas. La foto es del 2004, y desde entonces las palomas no han dejado de volar, no han parado de viajar. Han visitado hogares, casas, pueblos destruidos, han recorrido países en guerra, han estado en Kosovo, Chechenia, Chiapas, Timor Oriental, Irlanda del Norte, Grandes Lagos, Etiopía y Eritrea Irán, Irak, Birmania…¿Habrán dejado en los corazones de las personas, en el deseo de los niños, en las opciones de los políticos, semillas de fraternidad y de justicia?.

Las palomas de los niños de Johannesburgo nunca son abatidas,  no tienen edad, no cumplen años, vuelan incansables de aldea en aldea, de país en país; de continente en continente y  cada setiembre, en el Día de Internacional de la Paz,  se reúnen todas, allí donde se respeta el alto al fuego, donde hay un nuevo acuerdo internacional, donde se trabaja por el derecho de los emigrantes, de los refugiados, de los niños, de la mujer, de los sin hogar.

Las palomas de la paz vuelan en las programaciones de las escuelas, abren las ventanas de los hogares dando los buenos días, irrumpen en los parlamentos con voz a veces desesperada y ronca.

Las palomas de la paz no cesan de aletear y  nos agrupan a todos  en las luchas contra las guerras, nos piden  educar en el respeto y la libertad, nos urgen a denunciar y a tomar partido en lo cotidiano por los empobrecidos y ninguneados.

Las palomas blancas lanzadas por niños y niñas de manos negras,  algo tendrán que decir al mundo injusto y despiadado. ¿Sabremos escucharlas?

6-paloma

Para continuar haciendo posible nuestra labor de reflexión, necesitamos tu apoyo.