Elecciones europeas y discursos xenófobos

Elecciones europeas y discursos xenófobos

Santi Torres. En cada elección se repite el mismo guión. Al día siguiente de las elecciones los medios de comunicación suelen hacerse eco de los buenos resultados de algún partido de carácter ultranacionalista o xenófobo. En este caso por ejemplo le tocó a Holanda con el abiertamente anti-islámico PVV de Geert Wilders que recogió cerca de un 17% de los votos.

En Europa existen unos cuantos partidos con representación parlamentaria que han actualizado y modernizado discursos de carácter populista. No todos tienen los mismos acentos pero sí que son partidos que ponen como centro el “problema” de la inmigración y que comparten unos planteamientos dirigidos a recoger el voto de personas desengañadas con las políticas de los partidos llamados tradicionales. Existen en Bélgica, en Austria, en Francia, en Italia y en muchos otros países donde tienen escasa implantación.

A pesar de la debilidad de estos partidos, sus discursos suelen trastornar el panorama político del lugar donde están inscritos, contaminándolo todo. Y es aquí donde el populismo tiene su fuerza.

Este tipo de partidos no han crecido en las últimas elecciones (exceptuando algunos casos puntuales) pero en cambio alguno de sus postulados sí que han sido asumidos de manera desacomplejada por partidos con mayor representación parlamentaria. Es en este sentido que habrá que temer en la próxima legislatura políticas mucho más duras en cuanto a inmigración y control de flujos. No hay que esperar pues a partidos extremistas cuando algunos de estos discursos extremos se convierten ya en discursos habituales para diputados de algunos de los grandes grupos de la cámara. Así ocurrió en el caso de la directiva europea del retorno, y así, desgraciadamente continuará pasando.

Para continuar haciendo posible nuestra labor de reflexión, necesitamos tu apoyo.